fbpx

12 de septiembre 2019 | 3:37 pm

La amenaza de recortes adicionales al gasto público o un incremento del endeudamiento rondará al gobierno de Andrés Manuel López Obrador en 2020, según México Evalúa.

El centro de investigación afirmó que el estimado de crecimiento de 2% que hizo la administración federal para la economía durante el próximo año es poco realista, toda vez que contrasta con las estimaciones de especialistas e instituciones, así como con datos económicos observados durante este año.

Sostuvo que si en 2020 el Producto Interno Bruto se reduce en un punto porcentual a lo estimado en los Criterios Generales de Política Económica que entregó Hacienda al Congreso, es decir, si la expansión fuera de 1.9% en lugar de 2%, se perderían 27,668 millones de pesos en recaudación vía IVA e ISR.

Expuso que en este escenario los ingresos faltantes se podrían compensar con los recursos disponibles en el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), que cuenta con 244,000 de millones de pesos.

Sin embargo, acotó, estos fondos son finitos, y si se crece sólo 1.1% o menos, los ahorros disponibles no serían suficientes para compensar ese ‘hueco’, por lo que se harían nuevos recortes o aumentaría el endeudamiento.

Al presentar un análisis del Paquete Económico 2020, México Evalúa afirmó que se sigue apostando por el rescate de Pemex, lo que presiona a las finanzas públicas.

Del total de inversión física pública, 49% es para Pemex. Es decir, de cada 100 pesos que el gobierno invierte, 50 son para Pemex, tres pesos para salud, dos para a educación y sólo cuatro centavos para agua. Se debe replantear las prioridades de gasto del gobierno,

declaró la directora general de la organización, Edna Jaime, según un comunicado.

El centro de estudios afirmó además que la propuesta de Hacienda para la composición del gasto es incapaz de impulsar al crecimiento.

Aseguró que la inversión física disminuye 5.4%, en relación con el presupuesto de 2019, lo que impactaría directamente en el crecimiento del país y, por tanto, en la recaudación.

Señaló que 45% de los recursos del gobierno, después hacer sus pagos obligatorios, se irá a programas sin reglas de operación, mientras que en 2019 fue de 40%.

“Eso nos preocupa porque de entrada no se le exige al ejecutor del gasto que defina un compromiso de operación e impacto que después le pueda ser exigible. Esto diluye la rendición de cuentas y eleva el riesgo de que los dineros sean usados para el control político en su formato más común, pero no único: la compra de votos”, manifestó la directora.

México Evalúa agregó que en 2020 la bolsa para los subsidios sin reglas de operación ascenderá a 402,000 millones de pesos.

Por lo que sostuvo que una mayor distribución del gasto hacia este tipo de programas es señal de que continuará la discrecionalidad, y quedará en entredicho la seriedad de la nueva política social.

Destacó que la mejor forma de fortalecer la confianza en torno al Paquete Económico 2020 es promover una discusión fiscal a fondo a través de un Consejo Fiscal, como órgano del legislativo.