15 de enero 2019 | 11:41 am

Los desafíos para México no cesarán este año. Por un lado, el país enfrentará una desaceleración económica y por el otro, una inflación por arriba del 3%, de acuerdo con estimaciones de Bank of America-Merrill Lynch (Bofa-ML)

Bofa-ML preve que el Producto Interno Bruto (PIB) de México crecerá 1% este año, lo que implicará una desaceleración frente al estimado de 2.3% para el cierre del 2018, mientras que para la inflación general espera un cierre de 3.96%, así como una inflación subyacente de 3.6% y un tipo de cambio en 20.50 pesos por dólar.

Parte del bajo crecimiento responde a la desaceleración económica a la que se enfrenta Estados Unidos y –como factor interno- a que la economía mexicana suele crecer menos en cada inicio de administración.

En términos económicos tenemos una política fiscal y una monetaria que están apretando el crecimiento económico

dijo Carlos Capistrán, economista en Jefe para México y Canadá de Bofa-ML, en conferencia de prensa.

En la parte de la política fiscal, si bien se presentó un presupuesto para este año equilibrado, el buscar un superávit primario de 1% puede presionar la economía.

“Este 1% significa que se va a gastar menos de lo que se ingrese y esto no ayuda mucho al crecimiento”, comentó Capistrán.

La política monetaria ha sido restrictiva los últimos años. De finales del 2015, a la fecha, la tasa de interés aumentó de 3 a 8.25%, su nivel más elevado desde el 2008.

Una política hawkish (restrictiva) tiene como finalidad controlar la inflación, pero desacelerando la economía.

Una de las dudas que hay en el mercado es ¿cuántas veces subirá la tasa de interés el Banco de México (Banxico) este año? Capistrán dijo que no ve que el banco central aumente más su tasa de interés, pero tampoco ve un movimiento a la baja, al menos no en este 2019.

Las preocupaciones

La mayor preocupación que existe en el panorama actual es la desaceleración económica.

Aunque el pronóstico de BofA-ML es que la economía estadounidense crecerá 2.5% este año, “el dato es un poco engañoso porque esconde una desaceleración más importante”, dijo Capistrán.

Estados Unidos pasará de crecer 3.5% -en el tercer trimestre del 2018- a por debajo del 2%, a mediados de este año, de acuerdo con estimaciones de BofA-ML.

A la desaceleración estadounidense se suma China y Europa. La segunda economía más importante del mundo puede crecer este año 6.1% -desde el 6.6% del 2018- y Europa pasaría de 1.6% desde el 2.1% del 2018, según BofA-ML.