16 de octubre 2020 | 5:00 am

La crisis económica que vive el país por efecto de la pandemia del COVID-19 provocó que un millón 349,621 de personas que se quedaron sin empleo retiraran dinero de su Administradora de Fondos para el Retiro (Afore) en los primeros nueve meses del año, lo que implicó una salida de 14,376.6 millones de pesos.

Este monto representó un crecimiento anual del 62.4% en términos reales y es el retiro más alto que se haya registrado para un periodo similar desde 2005, año hasta donde tiene registro la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Durante la crisis financiera mundial, las afores registraron una salida de 7,027 millones de pesos en enero-septiembre del 2009, lo que significó un aumento del 157%, respecto del mismo periodo del 2008.

Desde que inició el confinamiento en el país para evitar la propagación del coronavirus, las afores empezaron a registrar una mayor salida de retiros por desempleo, siendo julio el mes donde más recursos se retiraron por un total de 1,993.1 millones de pesos.

En septiembre el monto por retiros parciales por desempleo en las afores fue por 1,880.6 millones, es decir, se redujo, pero si se compara respecto de septiembre del 2019, significó un crecimiento del 74.3%.

La creación de empleos en el mes de septiembre fue de 113,850 y considerando el acumulado enero-septiembre van 19 millones 702,192 puestos, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).


¿Cómo afecta a la pensión?

El problema de sacar dinero de las afores es que no solo afecta  el monto de la pensión, sino también las semanas de cotización que se requieren para tener acceso a una pensión, explicaron expertos.

 Si retira el 10% de su saldo, se le reducen 125 semanas, con lo que en el futuro tendrá que trabajar dos años más y reponer el dinero que sacó,

 expuso Gerardo López, experto en pensiones de la Universidad Panamericana.

La iniciativa de reforma en pensiones que presentó el gobierno propone reducir el número de semanas cotizadas de 1,250 a 750 para que más personas tengan acceso a una pensión. Pero no se aclara cómo quedará la parte de retiros por desempleo.

Actualmente, los trabajadores que tienen una afore pueden hacer retiros parciales por desempleo una vez cada cinco años. En el caso del IMSS pueden sacar hasta 11.5% de los recursos acumulados; mientras que en el ISSSTE pueden retirar 10% de su saldo.

La situación laboral que viven muchos trabajadores mexicanos es complicada porque al quedarse sin empleo, requiere de un ingreso y por ello acuden a su afore, indicó Mauricio Giordano, director general de Natixis Investment Managers en México.

Sin embargo, ante una crisis como la que vive el país y donde varias personas se quedaron sin empleo, el gobierno federal debería apoyar a los trabajadores a través de transferencias para no afectar el ahorro de su pensión, expuso.

“Creo que por parte del gobierno debería haber alguna corresponsabilidad, porque ese dinero que están tomando hoy es dinero que se necesitará en el futuro”.