29 de julio 2021 | 12:37 pm

Los ingresos del sector público tuvieron una significativa recuperación en el primer semestre del año, incluso superaron la caída que se reportó en el mismo periodo del 2020, cuando se vivió el peor momento de la crisis económica por la pandemia del COVID-19. 

De acuerdo con  estadísticas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), los ingresos del sector público se ubicaron en 2.93 billones de pesos, lo que significó un aumento del 7.3%, en términos reales y respecto del primer semestre del 2020, cuando los ingresos reportaron una caída del 3.7%.

La fortaleza de los ingresos permitió aumentar el gasto directo de las dependencias federales en labores sociales, económicas y de gobierno en 88,643 millones de pesos respecto al programa

destacó Hacienda en su reporte. 

 

 

Los ingresos petroleros mostraron un significativo repunte del 62.9%, en términos reales y respecto de los primeros seis meses del año anterior, ante la recuperación de la demanda del crudo y de los precios del petróleo. En total, aportaron al erario un total de 427,138.2 millones de pesos. 

Hacienda mencionó que durante junio, los ingresos petroleros del gobierno federal fueron mayores al monto programado en 7,200 millones de pesos y en 33.5% respecto al primer semestre de 2020, aun incluyendo la reducción en la carga fiscal del DUC de Pemex para fortalecer su posición financiera en el largo plazo.

La recaudación de impuestos mantuvo un panorama favorecedor para las finanzas del gobierno, pues presentó un ligero aumento anual de 1.1%, dejando recursos por 1.85 billones de pesos, siendo el mayor monto que se haya reportado para un periodo similar desde 1990. 

 

Gasto neto crece 4.1%

Durante los primeros seis meses del año, el gasto neto del sector público fue por 3.19 billones de pesos, lo que significó un aumento anual del 4.1%, de acuerdo con Hacienda.

Es el crecimiento más alto desde el primer semestre del 2018, cuando se tuvo un aumento del gasto de 4.9%. 

Hacienda destacó que la solidez de las finanzas públicas ha permitido mantener la deuda en una trayectoria sostenible, sin sobrepasar los techos de endeudamiento aprobados por el Congreso.

El Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, la medida más amplia de la deuda, se ubicó en 12.40 billones de pesos, monto que representó el 47.9% del PIB, según Hacienda.