24 de noviembre 2021 | 6:32 am

La inflación continúa con su ritmo ascendente y se ubicó en 7.05% durante la primera quincena de noviembre, el nivel más alto desde la segunda quincena de abril del 2001, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Con este dato, la inflación ligó 17 quincenas fuera del rango objetivo de Banco de México (Banxico) que es de 3% +/- un punto porcentual y que ante la aceleración de los precios ha subido su tasa de referencia de 4.0% en junio a 5.0%.

Puedes leer: Inflación de 2021 se perfila a ser la segunda más alta de este siglo

El mercado espera que en la próxima y última reunión del año, en diciembre, la junta de gobierno de Banxico la eleve otra vez en 25 puntos base y ubicarla en 5.25%.

Analistas consultados por Citibanamex esperaban que la inflación llegaría a 6.84%, según la encuesta más reciente, en la que el consenso prevé que al cierre de año se ubique en 7.0%.

De acuerdo con el Inegi, el Índice Nacional de Precios al Consumidor tuvo un avance de 0.69% en la quincena; en el mismo periodo de 2020, el incremento fue de 0.04%, y en 2019 fue de 0.68%.

Inflación subyacente en su nivel más alto desde 2009

El componente subyacente —que excluye a los bienes y servicios más volátiles como los agropecuarios y energéticos y tarifas del gobierno— y marca la tendencia de la inflación en el largo plazo se aceleró 0.15% respecto a la quincena previa, y la tasa anual se ubicó en 5.53%, su mayor nivel desde la segunda quincena de abril del 2009.

Al interior de la subyacente, los precios de las mercancías subieron 0.07% respecto al periodo previo, mientras que los de los servicios repuntaron 0.25%.

La inflación no subyacente repuntó 2.29% respecto a la quincena previa y se situó en 11.68% a tasa anual, su tasa más elevada desde la segunda quincena de abril de este año.

Dentro del componente no subyacente, los precios de productos agropecuarios repuntaron 2.17%, y los de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno registraron un aumento de 2.38% quincenal, “resultado de la conclusión del subsidio al programa de tarifas eléctricas de verano que se aplicó en 11 ciudades del país”, dijo el Inegi.

Los bienes que registraron un aumento en sus precios fueron el tomate verde; la electricidad, y chiles frescos.

Mientras que los precios de productos y servicios que descendieron fueron bolsas, matelas y cinturones; zapatos para hombre, y gas doméstico LP.

La publicación del dato va en línea con lo que comentó hace unos días el subgobernador de Banxico Jonathan Heath, que estima una tasa al cierre del 2021 de 7.3%, que sería la segunda más alta en lo que va de este siglo, debido a choques de oferta y demanda “difíciles de entender”.

Creemos que muchos de estos choques se van a disipar, pero la trayectoria de inflación a la baja únicamente la vamos a cumplir siempre y cuando tengamos una ausencia de más choques de oferta en el futuro,

dijo Heath hace unos días en la XLIX Convención Nacional IMEF

En este contexto, el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, dijo que uno de los retos del banco central es evitar la contaminación de precios al interior del país, especialmente por presiones inflacionarias externas y así evitar efectos de segunda ronda.

(Productos) que no tienen afectados los costos de sus insumos revisan precios simple y sencillamente porque hay un ambiente de revisión al alza de precios, así que lo que ha hecho el banco central es reforzar la postura de política monetaria no para deshacer  los choques porque sabemos que eso no se puede, pero sí para administrar con el mayor orden posible que la economía y los mercados asimilen ese choque,

dijo Díaz de León en un foro del IMEF