gabriel yorio fondos de estabilizacion feip

19 de septiembre 2022 | 5:00 am

Advertisement

 

Durante el año más álgido de la pandemia del COVID-19, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador pudo continuar financiando el gasto público gracias a los fondos de estabilización que precisamente sirven para ayudar al país ante una crisis que merma los ingresos presupuestarios. 

Para devolver y reforzar los recursos que tenían tanto el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) y el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) buscará  nuevas formas de financiamiento. 

Lo que queremos hacer es ponerle más fuentes de financiamiento al FEIP; es decir, que existan tres fuentes de financiamiento en vez de una, la cual se obtiene solo de los ingresos excedentes

expuso en entrevista el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio. 

De acuerdo con la La Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, cuando el gobierno obtiene ingresos excedentes deben dirigirse a estos rubros y en este orden: 

  • cubrir ingresos faltantes 
  • contingencias 
  • gasto no programable (Costo financiero de la deuda y Participaciones a estados y municipios)
  • los fondos de estabilización (FEIP y FEIEF)

Es decir, cuando hay ingresos excedentes, los fondos de estabilización quedan en el último lugar. Por ello, Hacienda propone al Congreso como parte del Paquete Económico 2023, que el FEIP tenga otras dos formas de financiamiento.

Si se paga menos en intereses, se destinará dinero al FEIP  

Una de las fuentes de financiamiento para el FEIP sería a través de los recursos que ‘sobren’ del presupuesto que se asigne al costo financiero de la deuda, el cual se ha elevado precisamente ante el aumento en las tasas de referencia por parte de los bancos centrales.  

Si programé 100 pesos para el costo financiero de la deuda, pero si por alguna razón, solo me gasté 90 pesos, los otros diez se irán directo al fondo (…) creemos que esto va pasar cuando los bancos centrales empiecen a bajar las tasas de interés.

No dejes de leer: Para 2023 se destinará más de 1 billón de pesos en el pago de intereses de la deuda

La otra forma de financiamiento es que cada año se le pueda dar un activo financiero al FEIP para que pueda utilizarlo y hacerlo líquido y generar una bolsa para los siguientes años, explicó Yorio. 

Al cierre del primer semestre del 2022, los fondos de estabilización tenían un saldo de 10,534.4 millones de pesos. 

Ajustes fiscales si PIB no crece 3%

Para el siguiente año, Hacienda proyecta que la economía mexicana tendrá un crecimiento del 3% y en caso de que no se llegue a este nivel, se realizarán ajustes fiscales como posibles recortes al gasto.

Si la economía no crece un punto porcentual, vamos a perder 46,179.8 millones de pesos, pero en un presupuesto de 8.7 billones de pesos, esa cifra realmente no es nada y lo absorbes en manejo fiscal tradicional.

Yorio aclaró que antes de hacer ajustes al gasto, el gobierno cuenta con otros ‘colchones’ como los recursos que se tienen en la Tesorería de la Federación, donde sobran cada año alrededor de 150,000 millones de pesos. 

“El marco macro que establecimos considera diferentes escenarios (…) identificamos cuál era la base nominal de todos los sectores económicos que te minimizaba los errores contra esos escenarios y esa base nominal va a cambiar muy poco si se materializa un escenario como la recesión de EU”. 

 

 

Advertisement