fbpx

11 de marzo 2019 | 8:23 pm

La Secretaría de Hacienda modificó la fórmula con la que se fija el estímulo al IEPS de combustibles para que los precios al público no aumenten en términos reales.

En un comunicado la dependencia dijo que, con este cambio el estímulo al IEPS se desvinculará de elementos que no son determinados por el gobierno y cuya evolución puede afectar su objetivo de que los precios al público no aumenten en términos reales, es decir, más que la inflación.

De acuerdo con Hacienda, la fórmula que se había empleado para determinar el estímulo consideraba estimaciones: por un lado, los precios al mayoreo, compuestos por las referencias internacionales, el ajuste de calidad, los costos de almacenamiento, la logística e impuestos; y por el otro, del margen de las estaciones de servicio o gasolineras que venden al menudeo.

“La suma de ambos factores resultaba en los precios al público”, dijo en el comunicado.

Por lo que a partir de este lunes 11 de marzo el esquema de determinación del estímulo considerará los precios al mayoreo en lugar de los precios a los usuarios finales.

Con base en el nuevo esquema, los estímulos aplicables los días 12 al 15 de marzo aumentarán de 9.4 a 32 centavos por litro para la gasolina Magna y de 1.030 a 1.404 pesos por litro para el diésel, “beneficio que deberá reflejarse en menores precios al mayoreo en el monto del estímulo adicional, en promedio”.

Hacienda indicó que hasta ahora, los márgenes habían sido determinados libremente por las empresas del sector y se estimaban con base en información que diariamente publica la Comisión Reguladora de Energía.

El análisis que Hacienda hizo a los márgenes de ganancias y los precios a los consumidores arrojó que, los márgenes aumentaron durante la segunda mitad de 2018, sin una explicación de mercado clara.

“Entre el primer bimestre de 2018 y el mismo periodo de 2019, los márgenes estimados crecieron 59.5% para la gasolina menor a 92 octanos (Magna), 110.7% para la gasolina mayor o igual a 92 octanos  (Premium) y 18.0% para el diésel”.

Al incrementarse los precios al mayoreo se activan los estímulos para lograr su disminución. Sin embargo, los precios al público no lo hacen con la misma velocidad ni en la misma proporción. De esta manera, el beneficio del estímulo no es transmitido en su totalidad a los consumidores finales.

“Si los márgenes de las estaciones de servicio no cambian o regresan a los niveles previos, los precios al público disminuirán en un monto igual o superior al estímulo adicional de esta semana”.

En algunas estaciones de servicio de la Ciudad de México, el litro de gasolina Magna se vendía este lunes en 20.79 pesos desde un precio promedio de 19.23 a inicios de año.

En medio de esto, el viernes pasado el gobierno de Andrés Manuel López Obrador aplicó por primera vez un estímulo en el IEPS para la semana del 9 al 15 de marzo.