fbpx

6 de junio 2019 | 7:37 pm

El gobierno de México expresó su “fuerte desacuerdo” con la decisión de Fitch de rebajar la calificación soberana del país.

Sostuvo que es desafortunado que la agencia “penalice doblemente” el balance financiero del país.

Expuso que por el lado de la calificación soberana, la firma argumenta que los riesgos a las finanzas públicas han crecido porque la deuda de Pemex representa pasivos contingentes para el gobierno federal, asumiendo así un apoyo inminente a la entidad.

Aunque, contrastó, al mismo tiempo la agencia penaliza la calificación de la petrolera por considerar que el respaldo del gobierno federal es moderado e insuficiente.

El gobierno expresa su fuerte desacuerdo con el enfoque aplicado por esta calificadora,

argumentó Hacienda en un comunicado.

Aseguró que las medidas de Fitch sobre las calificaciones de México y de Pemex (este jueves la agencia degradó la nota de la petrolera a categoría basura) se dan aun cuando se ha demostrado el apoyo total del gobierno a la empresa.

Indicó que la administración trabaja para dar una solución a los problemas estructurales y financieros de la petrolera.

La cartera encabezada por Carlos Urzúa afirmó que pese a la degradación, la deuda de México se mantiene cómodamente en grado de inversión.

Expuso además que ratifica su compromiso con la disciplina fiscal y la estabilidad macroeconómica.

Consideró que a través de finanzas públicas fuertes es posible obtener una mayor resiliencia y márgenes de maniobra para enfrentar los efectos de situaciones económicas adversas provenientes del exterior.

Fitch bajó el miércoles la calificación de deuda de México a “BBB” desde “BBB+” porque anticipa más tensión para las finanzas públicas por el deterioro del perfil crediticio de Pemex y una débil perspectiva macroeconómica.

Sobre Moody’s, agencia que ayer ratificó la calificación soberana de México de A3, pero modificó su perspectiva de estable a negativa, Hacienda recordó que se dan 18 meses para una potencial revisión de la calificación.

Ambas agencias calificadoras reconocen como fortalezas una economía amplia y diversificada, la sólida postura fiscal que ha consolidado la estabilidad macroeconómica, prudencia en la formulación de políticas macroeconómicas, así como un sistema bancario saludable, entre otras,

manifestó Hacienda.

Excesivamente severa la medida de Fitch: Pemex

La petrolera calificó como excesivamente severa la decisión de la agencia.

“No coincidimos técnicamente con los supuestos que sustentan la decisión de Fitch Ratings, especialmente porque se da en un contexto de reducción de cuatro niveles en un periodo de tan solo cinco meses”, manifestó la empresa en un comunicado.

La compañía sostuvo que en los primeros seis meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador se han materializado logros contundentes que no se habían obtenido en muchos años.

Dijo que ha sido positivo el plan para combatir el robo de combustibles, que se ha estabilizado la producción de petróleo y que por primera vez en 10 años no se usó deuda para financiar proyectos de inversión.

Afirmó que está bajando los costos de adquisición de los bienes y servicios que contrata, y que el incremento de inversión en exploración y producción, tras cuatro años seguidos de reducción, potencia su escenario de una recuperación de la producción hacia el final de 2019, lo que da certeza de un aumento sostenido de la producción a partir de 2020.


Con información de Reuters