16 de enero 2019 | 1:02 pm

Advertisement

México intenta disminuir su dependencia comercial de Estados Unidos, principal destino de las exportaciones nacionales. Entre enero y noviembre de 2018, nuestro país exportó 413,000 millones de dólares y poco más de 80% de las ventas al exterior tuvieron como destino la nación vecina del norte.

Con el fin de diversificar las exportaciones, desde el 30 de diciembre entró en vigor el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CP-TPP). Los primeros países en poner en marcha el tratado fueron Australia, Canadá, Japón, México, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam.

Los países que faltan por integrarse –por procesos jurídicos- son Brunei, Chile, Perú y Malasia.

El CP-TPP lo que hace es profundizar sobre ciertas reglas e ir más allá sobre acuerdos que teníamos para tener una mejor regulación que responda a la realidad del comercio internacional del Siglo XXI

dijo Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, en conferencia de prensa.

El CP-TPP es el resultado de la salida de Estados Unidos del TPP, luego de que el presidente Donald Trump, decidió retirarse de este acuerdo llamado “de última generación”, que incluye temas como comercio electrónico y propiedad intelectual, solo por mencionar algunos.

Los 11 países que formarán el bloque comercial representan 14% del PIB mundial, 15% del comercio en el mundo y 7% de la población mundial, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

“Ante un bajo crecimiento de la economía global y alto proteccionismo, nuestro interés por la región Asia Pacífico reside en impulsar al sector productivo y a sectores que ofrezcan innovación y nos permitan escalar en la cadena de valor”, comentó De la Mora.

Desde su entrada en vigor, 77% de las importaciones mexicanas tuvieron su liberalización inmediata, mientras que el resto contará con exención de gravámenes en el corto plazo y largo plazo con una excepción del 1%.

El CP-TPP es una oportunidad para que México diversifique los mercados a donde se exporta y para destinos que no se conocen o no se ha intentado abrir, afirmó Sergio Ley, embajador y presidente de la sección empresarial para Asia y Oceanía del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE).

Entre los sectores que pueden tener un interés particular sobre el nuevo acuerdo está el automotor, aeroespacial y agroalimentario.

Otros países que han externado su interés por el CP-TPP  son Tailandia, Corea del Sur y el Reino Unido.

Vietnam, un punto de presión

Vietnam tiene particularidades que pueden llamar la atención de la industria. Es un país con 100 millones de habitantes, con tasas de crecimiento que rondan 7% y que, de acuerdo con el embajador Sergio Ley, tiene todo para convertirse en una potencia comercial y económica.

El atractivo de Vietnam no viene solo, por lo que se tuvieron que aplicar una serie de medidas para no desproteger a ciertos sectores de México, como el textil.

“Con Vietnam se implementó un monitoreo textil que consiste en un intercambio de información sobre la producción del país y las exportaciones de México. Lo anterior, para tener conocimiento preciso sobre fuentes y origen de la producción textil”, dijo De la Mora.

México se ha convertido en un importador neto de productos de mayor valor agregado de Vietnam, como circuitos modulares, máquinas automáticas para tratamiento o procesamiento de datos, entre otros. Mientras que principalmente le vende materias primas de bajo valor.