Andrea Orcel y Ana Botín

16 de enero 2019 | 12:23 pm

Parece mentira, pero no. El banco Santander revirtió el nombramiento como CEO del italiano Andrea Orcel porque no calculó bien en cuanto le saldría contratarlo y, al final, resultó ser “demasiado caro”.

Tras meses de negociaciones sobre la remuneración de quien lideraba al banco suizo UBS, luego del anuncio de la decisión el 25 de septiembre de 2018, el banco español desistió de la nominación este martes.

“Ha quedado claro ahora que el costo para Santander (…) sería una suma significativamente mayor que la prevista inicialmente por el consejo en el momento del anuncio de su nombramiento”, indicó el comunicado.

Cuando Santander dio a conocer la decisión, dijo que Orcel llegaría al cargo en el primer trimestre de 2019, esperando que UBS no lo obligara a permanecer seis meses en su puesto -periodo conocido como ‘garden leave’, algo que el suizo finalmente sí exigió.

Además, el banco español tendría que pagar a Orcel alrededor de 50 millones de dólares para compensarlo por los ingresos diferidos generados durante sus siete años en UBS.

“Los movimientos de ejecutivos entre compañías financieras generalmente hacen surgir preguntas sobre si la firma que contrata debe ser tratada como un cliente o un rival y sobre quién debe compensar al empleado los pagos diferidos. Aún así, es raro que un nombramiento de este nivel sea descartado por este tema”, señaló Bloomberg.

Orcel llegaría a sustituir a José Antonio Álvarez, CEO de Santander desde 2014, quien se convertiría en presidente de Santander España, en lugar de Rodrigo Echenique. Ahora, ambos continuarán en sus cargos originales dentro del banco español.

La presidenta del grupo, Ana Botín, declaró que el banco tenía que decidir entre su “compromiso y responsabilidad con nuestros empleados, clientes y accionistas” y “el alto coste de contratar a un profesional, aunque sea alguien del talento de Andrea Orcel.

A consideración del diario El País, este es un duro revés para Ana Botín, quien tenía puestas esperanzas en Orcel para transformar el grupo.

“Es fácil asegurar que (Orcel) sabe más de Santander que muchos al interior del banco”, escribió la columnista de Bloomberg Elisa Martinuzzi, pues el italiano ha asesorado durante décadas a la familia Botín, que lleva cuatro generaciones al frente de la institución.

Según fuentes de UBS, Orcel no retornará a su puesto en el banco suizo.

Con información de Reuters y AFP