Secretaría de Hacienda créditos

1 de octubre 2020 | 5:00 am

Los recursos que se obtendrán de la eliminación de 109 fideicomisos quedarán sujetos a la Tesorería de la Federación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que se puedan asignar cuando lo solicite alguna dependencia que necesite financiar algún proyecto, investigación o contingencia.

 Cuando se extingan estos fideicomisos, los recursos se van a ir a la Tesorería de la Federación y lo que dice la reforma es que Hacienda deberá asignar recursos a las dependencias para destinarlos a ciertos grupos vulnerables

 expuso José Xopa, profesor de derecho administrativo del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Un caso es el Fondo para la protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas, que tenía asignado 250.3 millones de pesos. De aprobarse la reforma, este fondo dependerá de los recursos que tenga la Secretaría de Gobernación (Segob), explicó.

Segob deberá prever en su presupuesto este tipo de recursos o bien solicitarlos a la Secretaría de Hacienda, la cual deberá pedírselos a la Tesorería de la Federación, añadió el experto del CIDE.

“El problema es que ahora todo dependerá de Hacienda y de la voluntad del presidente para asignar los recursos que están en los fideicomisos. Y con los recortes que están teniendo las dependencias, dudo que se den mayores recursos”.

La Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados aprobó el martes pasado en lo general el proyecto de decreto para eliminar 109 fideicomisos que liberarían recursos por un total de 68,478.1 millones de pesos.

De los 109 fideicomisos propuestos, 65 son fondos relacionados al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), 26 son Centros Públicos de Investigación (CPIs) y 18 son diferentes tipos de fideicomisos como el Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Los entes que tienen personalidad jurídica y patrimonio propio como el IMSS, ISSSTE, Pemex, CFE, CIDE, El Colegio de México y otras instituciones, independientemente de que exista o no un fideicomiso mantendrán sus recursos, aseguró el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera.

“Aunque se desaparezcan los fideicomisos, los recursos de este tipo de entes los pueden mantener para ir financiando sus necesidades”, dijo al comparecer en la Cámara de Diputados para hablar sobre el Segundo Informe de Gobierno y el Paquete Económico 2021.

El Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt y el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes recibirán sus pagos y apoyos directamente del presupuesto, remarcó Herrera.

 Lo único que se hace es que todas esas personas van a seguir recibiendo todo lo que estaba comprometido solo que va a llegar directamente del presupuesto y no a través del fideicomiso

 afirmó el secretario de Hacienda.

Recursos para vacunas del COVID-19

En esta semana se darán los primeros adelantos para la adquisición de las vacunas para el COVID-19, para lo cual se utilizarán recurso del fideicomiso de salud, indicó el funcionario.

La razón por la que no encuentran los recursos de la vacuna en el fideicomiso de salud en el presupuesto del 2021 es porque el pago se hará en las siguientes semanas, añadió.

 Esta semana vamos a dar los primeros adelantos para la adquisición de las vacunas para el COVID-19, la derivada del marco Covax en dos contratos con empresas farmacéuticas y dos contratos bilaterales con otros países. La distribución de la vacuna se dará en el primer trimestre del 2021

afirmó Herrera.

La razón de cambiar el uso de los fideicomisos es que se tuvo un abuso por parte de algunas dependencias. Si registraban un subejercicio, en vez de regresar ese dinero al presupuesto, mejor lo metían en un fideicomiso.

Xopa consideró que ante los recortes que están teniendo las dependencias públicas en esta administración es muy probable que se dejen desprotegidos a ciertos sectores que se beneficiaban de los fideicomisos.

“Lo que vemos es un mecanismo más complicado y discrecional. Fue un mal diagnóstico que se hizo de los fideicomisos y por tanto se tomó una mala decisión”.