fbpx

13 de septiembre 2019 | 2:06 pm

China excluirá algunos productos agrícolas de aranceles adicionales sobre bienes estadounidenses, incluyendo la soya y el cerdo, informó este viernes la agencia estatal Xinhua News.

El anuncio es la más reciente señal de alivio en las tensiones entre Washington y Pekín antes de una nueva ronda de negociaciones programada para inicios de octubre.

Tanto Estados Unidos como China han realizado gestos conciliadores. Pekín renovó las compras de bienes agrícolas estadounidenses y el presidente Donald Trump retrasó un incremento en los aranceles sobre ciertos productos chinos.

En julio de 2018, China impuso aranceles adicionales de 25% sobre productos agrícolas de Estados Unidos, que incluían a la soya y el cerdo, y en septiembre de ese año se gravó a la soya con un 5% más y al cerdo con otro 10%.

China ha sido uno de los principales destinos de exportación de productos agrícolas estadounidenses desde 2009. Sin embargo, las exportaciones de este sector a China se redujeron a la mitad en 2018 y disminuyeron 20% anual en los primeros seis meses de este año.

China respalda a empresas relevantes que compran ciertas cantidades de soya, cerdo y otros productos agrícolas desde hoy de acuerdo a los principios del mercado y las normas de la OMC,

dijo Xinhua.

La agencia agregó que la Comisión de Aduanas del Consejo de Estado excluirá los aranceles adicionales sobre dichos bienes.

China tiene “amplias perspectivas” para importar productos agrícolas estadounidenses de alta calidad, reportó Xinhua citando autoridades anónimas.

“Esperamos que Estados Unidos respete sus palabras y cumpla su promesa de crear condiciones favorables para la cooperación en áreas agrícolas entre los dos países”, dijo el informe.

Antes del anuncio de exenciones de gravámenes adicionales, las firmas chinas compraron al menos 10 embarques con soja el jueves, las más significativas adquisiciones del país desde al menos junio.

Funcionarios de ambos países se reunirán la próxima semana en Washington antes de las negociaciones de autoridades de alto rango programadas para inicios de octubre.

El presidente Donald Trump dijo el jueves que prefería un acuerdo integral con China, pero no descartó la posibilidad de un trato provisional.