24 de julio 2019 | 5:00 am

Los activos virtuales como las criptomonedas están en la mira del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que se encarga de fijar estándares para evitar amenazas al sistema financiero, ahora por el lado del blanqueo de dinero.

En la Nota Interpretativa a la Recomendación 15 (INR 15, por sus siglas en inglés), el organismo estableció una serie de recomendaciones relacionadas con las nuevas tecnologías para dar paso a la regulación de los activos financieros, y bloquear actividades ilícitas relacionadas con el lavado de dinero y el financiamiento a grupos terroristas por medio de operaciones con activos virtuales.

En la INR 15, el GAFI recomienda a los países y las entidades operadoras, como los exchange (que se encargan de la compra y venta de monedas virtuales), obtener y compartir la información sobre la identidad de los originadores y beneficiarios en una operación de activos virtuales, como bitcoin.

Dada la naturaleza dinámica de los activos virtuales, es complicado establecer bases para identificar lavado de dinero a través del conocimiento de beneficiarios y originadores, se tendría que establecer un mecanismo que permita establecer la trazabilidad de las operaciones

dijo José Díaz Cuadra, vicepresidente de la comisión de tecnologías financieras y emergentes del Colegio de Contadores Públicos de México.

Los operadores de activos virtuales también tendrán que recopilar datos sobre los clientes que realicen transacciones ocasionales superiores a 1,000 dólares y/o 1,000 euros.

Adicionalmente, tendrán que dar mantenimiento a registros de los usuarios de estos activos, y elaborar, en caso necesario, informes sobre actividades sospechosas, como sucede con los activos financieros tradicionales.

Carteras virtuales, el obstáculo

Las recomendaciones del GAFI llegan en momentos en el que existen 2,374 criptomonedas, que operan en 19,437 mercados diferentes y con una capitalización de mercado de 277,428 millones de dólares, de acuerdo con el sitio Coinmarketcap.

El desafío para las autoridades de los diferentes países es entender la operación de los activos virtuales y saber para qué se creó cada uno, específicamente las criptomonedas, coinciden los especialistas consultados.

“Se podría crear un mercado negro de activos virtuales conformado por el lado no registrado de una operación generalizada”, comentó José Díaz Cuadra.

Para poder realizar operaciones con criptomonedas, es necesario que los usuarios cuenten con una cartera virtual para alojarlas; sin embargo, hay algunas wallets que no están registradas, situación que complica identificar a quien le pertenecen.

Una de las premisas de las operaciones radica en la confidencialidad de los poseedores de una wallet, además que hay criptos, como Dash y Monero, cuya función es mantener el anonimato de los dueños de wallet, lo que dificulta la identificación de un posible delincuente

dijo Cipactli Jiménez, cofundador de snowball.mx, un ecosistema de inversión.

Implicaciones de la recomendación

La recomendación del GAFI establece que, corresponde a los países evaluar los riesgos particulares del desarrollo de nuevos productos y en las prácticas comerciales de los proveedores de servicios, y una vez establecidos, garantizar que las instituciones financieras encargadas tomen las medidas requeridas para mitigar los riesgos.

En este sentido, cada país deberá establecer una regulación que permita monitorear y asegurar el cumplimiento de las medidas recomendadas por GAFI, que serán revisadas en se revisará en junio del 2020.

Los ministros de finanzas y los gobernadores de los bancos centrales de los países que integran el G20, entre ellos México, se comprometieron a adoptar la recomendación del GAFI durante su último encuentro en Fukoka, Japón, a inicios de junio.