Desempleo en Mexico (Fotoarte: Cristian Laris)

1 de junio 2020 | 11:36 am

En abril, 11.3 millones de personas dejaron de trabajar debido a la suspensión temporal de su trabajo, sin recibir pagos, de acuerdo con la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE)

La ETOE  tiene un diseño estadístico y técnicas de levantamiento diferentes a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), por lo que las cifras que ofrece no son estrictamente comparables en su forma d con la ENOE ni con la amplitud y precisión estadística a que da lugar la muestra de esta última.

La instrucción más importante que recibimos de las autoridades fue quédate en casa, para el merado laboral significa que un número importante no trabajó y otro no buscó trabajo, hay una disminución de la fuerza laboral y una disminución d de la Población Económicamente Activa

dijo en conferencia de prensa, Julio Santaella, presidente de la Junta de Gobierno de INEGI.

En este contexto, los datos mostraron que la población económicamente activa en abril fue de 45.4 millones, una disminución de 12 millones respecto a marzo. Y la población ocupada disminuyó en 12.5 millones.

La ETOE también mostró que, la tasa de desocupación abierta en abril fue de 4.7% (2.1 millones de personas), un incremento de 1.7 puntos porcentuales respecto a marzo de 2020, debido a las restricciones de movilidad por la contingencia sanitaria. Con un mayor impacto para la población de 25 a 44 años de edad

La desocupación abierta registró un incremento de menor escala porque supone una búsqueda activa de empleo de las personas sin trabajo en un contexto que no se presta para ello.

La tasa de subocupación, es decir, las personas que requieren trabajar más, fue de 25.3% un alza de 16.3 puntos porcentuales respecto a marzo.

Los datos de la ETOE también mostraron que, el porcentaje de ocupados con ingresos de hasta un salario mínimo aumentó de 22.0 a 41.3% de marzo a abril pasado. Mientras que, el porcentaje de empleados que recibe más de tres salarios mínimos pasó de 10.3 a 4.8%, de marzo a abril.

Mientras que los micronegocios han sido de los más afectados. En marzo había 22 millones de personas que trabajaban en estas unidades económicas y en abril la cifra fue de 14.7 millones, es decir, 8.1 millones de personas dejaron de trabajar.

Las medidas de confinamiento que se implementaron para reducir el ritmo de contagios del COVID-19 también afectaron con fuerza a las personas que laboran en la informalidad. En abril, la ocupación informal fue de 20.7 millones una baja de 10.4 millones respecto a marzo de 2020.