18 de enero 2021 | 7:00 am

Por: Juan Ignacio Corcuera*

Durante los últimos días hemos visto lo complicado que ha sido el proceso electoral de Estados Unidos. Desde lo cerradas que estuvieron las elecciones, contra todo pronóstico, hasta la falta de aceptación de Trump por reconocer a Joe Biden como presidente electo de Estados Unidos.

¿Por qué estamos abordando el tema electoral en este artículo? Muy sencillo, platicaré una de las varias oportunidades de inversión que trae la administración de Biden.

El 4 de noviembre de 2020, el presidente Donald Trump abandonó oficialmente el Acuerdo de París, un día después de las elecciones. Ante esto, Biden, como virtual presidente electo, publicó en su cuenta de Twitter que el 20 de enero, día en que toma posesión, su administración se reincorporaría a este.

Recordemos que el 12 de diciembre de 2015, en la COP21 de Paris, cientos de países se unieron al acuerdo histórico para combatir el cambio climático.

El objetivo central es mantener el aumento de la temperatura mundial en este siglo muy por debajo de los dos grados centígrados. Para lograrlo, los miembros se comprometieron a modificar su comportamiento para bajar sus emisiones de gases de efecto invernadero. Una manera de lograrlo es mediante la utilización de energías renovables, las cuales cada día han demostrado ser más eficientes y representan un menor costo.

En este punto viene la gran oportunidad de inversión. Cuando Trump optó por abandonar el Acuerdo, contra toda recomendación de los expertos en la materia, le dió la espalda a las empresas que apuestan a la energía renovable y apoyó la generación de energía proveniente de la quema de combustibles fósiles, como el petróleo y el carbón.

En la siguiente gráfica podemos ver cómo la generación de electricidad en Estados Unidos aún tiene un largo camino por recorrer en la adopción de energías renovables como su primordial fuente de producción.

Podríamos pensar que esta idea retrógrada de salirse del acuerdo y optar por utilizar energías no renovables es un caso aislado. Sin embargo, en México estamos viendo algo muy similar. Pero hablaremos de este tema en otro momento.

Sin embargo, ahora, a menos de una semana de la entrada de Biden, el regreso de Estados Unidos al Acuerdo de París es inminente. Esto es un evento sumamente relevante y algo que todos deberíamos de celebrar, pues el objetivo del Acuerdo de París sería imposible de alcanzar sin la participación de Estados Unidos, la economía más grande y el segundo país más contaminante del mundo.

Una vez entendido el contexto, es muy sencillo ver hacia dónde va la oportunidad que mencionaba. Primero que nada, los fondos que mencioné en artículos anteriores, con un enfoque ESG, muy probablemente se verán aún más beneficiados durante este tiempo, por el factor E –environmental-(medio ambiente) que tienen.

Para aquellos inversionistas que busquen un enfoque más acotado al medio ambiente, existen varios ETF que invierten en empresas dedicadas por completo a la generación de energía renovable listados en el SIC.

Varios de estos, desde la victoria de Biden, ya han tenido un excelente desempeño. Sin embargo, recordemos que este es un cambio a largo plazo, por lo que estas empresas tienen un excelente potencial. A continuación dejo una lista de tres ETF con este enfoque que espero sean de tu interés:

ICLN: iShares Global Glean Energy ETF 

QCLN: Fistr Trust NASDAQ Clean Edge Green Energy Index Fund 

PBW: Invesco WilderHill Clean Energy ETF 

*Juan Ignacio Corcuera se desempeña como analista de Gestión Patrimonial en Grupo Bursátil Mexicano (GBM), en donde analiza activamente el mercado para encontrar oportunidades e implementar estrategias de inversión para potenciar el ahorro de los mexicanos y ayudarlos a llevar a cabo la transición de ahorradores a inversionistas.

Twitter: @IgnacioCorc

Este texto es un blog de opinión. Su contenido es responsabilidad del autor y no representa necesariamente la postura de EL CEO.

Más entradas de este blog

ESGMEX, un ETF en el mercado mexicano para inversionistas socialmente responsables

Los primeros pasos para invertir

¿Cómo ser un inversionista socialmente responsable?