fbpx

3 de abril 2019 | 7:44 pm

El Senado rechazó este miércoles un punto de acuerdo que solicitaba a la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) un informe sobre el estado de las autorizaciones de cambio de uso de suelo para la refinería en Dos Bocas, Tabasco.

En noviembre pasado, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental denunció el desmonte de vegetación en 300 hectáreas aledañas al sitio de construcción del complejo que Andrés Manuel López Obrador busca construir en ese estado, trabajos que comenzaron sin contar con las autorizaciones de cambio de uso de suelo, ni con estudios de impacto ambiental.

Tras la denuncia, ASEA multó a Pemex con 13.9 millones de pesos por haber iniciado la construcción de manera indebida, así como a la empresa encargada del desmonte.

Fue por esa acción que los senadores Raúl Bolaños, del PVEM; Xóchitl Gálvez, del PAN, y Verónica Delgadillo, de MC, propusieron solicitar al regulador un informe sobre el estado de las autorizaciones para el cambio de uso de suelo.

El documento enviado a la Comisión de Energía solicitaba:

  • A la ASEA que informara al Senado si había emitido la autorización de cambio de usos de suelo para la construcción de la refinería.
  • Realizar visitas de inspección en toda la zona aledaña.
  • A Pemex un informe sobre la autorización otorgada a la empresa ”SeCA” para hacer el desmantelamiento de manglares y selvas a fin de construir la refinería.
  • A la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y a ASEA que informaran sobre el estatus de seguimiento a las denuncias hechas por el daño generado a manglares y selvas de la región.
  • A la ASEA una opinión sobre el proyecto de la refinería para conocer el impacto que pudiera ocasionar en manglares y selvas.
  • A la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos que informara sobre el estado de construcción la refinería y que estableciera medidas de seguridad para proteger el medio.

Tras analizar la propuesta, la Comisión rechazó la mayoría de los resolutivos y el punto de acuerdo que fue enviado al pleno solo incluyó el exhorto a la agencia y autoridades competentes a informar sobre “el estado actual que guardan las autorizaciones de cambio de uso de suelo, así como los estudios de impacto ambiental de la construcción de la refinería”.

Así, durante la sesión ordinaria de este miércoles los senadores rechazaron solicitar tal informe con 47 votos en contra y 40 a favor.