fbpx

8 de marzo 2019 | 12:00 pm

En el país existen 21.6 millones de viviendas particulares propias y los dueños –quien cuenta con la titularidad de la propiedad– son en mayor proporción hombres que mujeres: 56% en comparación con 35.4%, respectivamente; y solo 2.14% son copropietarios, de acuerdo con cifras del INEGI.

Sin embargo, la cantidad de hogares con jefatura femenina corresponde al 81% de los hogares, es decir que más mujeres se encuentran al frente de un hogar, aunque no todas ellas tienen derechos legales sobre la propiedad que habitan.

En temas de adquisición la proporción es similar, De acuerdo con José Solórzano, CEO de Tu Cantón, plataforma de asesoría crediticia, el 35% del total de las viviendas que han ayudado a colocar fueron adquiridas por mujeres, contra el 65% de hombres.

Entre los factores que propician esta disparidad se encuentran “preconcepciones sobre roles de género y disposiciones sociales, económicas y culturales, predominantes” indica el documento Las Mujeres y el Derecho a una Vivienda Adecuada elaborado por la organización Habitat International Coalition.

Por ejemplo, una mayor responsabilidad (sin remuneración) de las mujeres en el cuidado de su casa y de su familia, menor acceso a la educación o trabajo y en algunos casos menores ingresos .

Pese a ello, la creciente incorporación femenina al mercado laboral formal ha permitido mayor intención y posibilidad de compra de vivienda.

Según comentó Solorzano, el 81% de las casas adquiridas por mujeres se financiaron a través de Infonavit.

Y a la delantera en adquisición de vivienda van las mujeres jóvenes de entre 30 y 39 años, de acuerdo con el análisis elaborado por Ion Financiera, empresa que otorga créditos hipotecarios

Según el análisis elaborado por Tu Cantón, del universo de mujeres que han adquirido una vivienda o se han interesado en comenzar el proceso el 60% son solteras.

Así, las principales motivaciones para adquirir una vivienda son la independencia económica, asegurar el patrimonio de los hijos (en lo casos en los que hay) y mejorar la calidad de vida de la familia.