fbpx

28 de marzo 2019 | 5:00 am

Se suele señalar al comercio electrónico como el principal enemigo del retail en tiendas físicas, bajo el supuesto de que su existencia compite con la experiencia de salir de compras.

Es cierto que en algunos casos compiten, sin embargo, también inciden otros factores, por ejemplo “el cambio de preferencias y necesidades de los consumidores”, opina Jorge Lizan, director general de Lizan Retail Advisors.

Es por ello que desarrolladores de centros comerciales y marcas han propiciado que proliferen nuevos conceptos de tiendas, por ejemplo marketplaces, tiendas pop-up o espacios con marcas itinerantes.

No se trata de un efecto masivo, de acuerdo con Lizan, aunque ejemplos de nuevos formatos de retail existen en diversos países del mundo y en México también están ganando terreno.

“Los desarrolladores están promoviendo cada vez más que en sus espacios comerciales existan estos proyectos que traen algo diferente y ofrecen algo que de otra forma no existiría en los centros comerciales” dice Lizan.

Aunque no de manera exclusiva, el especialista considera que es en moda y diseño donde han tenido mayor resonancia.

Un ejemplo de tales conceptos es X-HIBIT, el nuevo formato de Thor Urbana ubicado en Town Square Metepec.

El centro comercial de 90,000 metros cuadrados de área rentable inaugurado durante el último trimestre de 2018 requirió aproximadamente 6,000 millones de dólares de inversión para ser concretado.

Se encuentra aún en fase de estabilización, sin embargo, ya tiene en operación X-HIBIT, que fue definida como “un mini centro comercial” por Luz Maria Zamora, directora general de la tienda.

El espacio de 200 metros cuadrados alberga a 20 marcas mexicanas de joyería, diseño, belleza, moda, artes plásticas, entre otras, con la diferencia de que las que se encuentran actualmente no serán las mismas que veas dentro de tres meses.

La idea principal, según explica la directiva, es dar oportunidad a emprendedores de tener un escaparate para sus productos, por lo cual la permanencia de las marcas es temporal (de tres a cuatro meses), así el diseño, la disposición de la tienda y los productos se renuevan con frecuencia. La curaduría de las marcas se realiza bajo temporadas, campañas o temáticas.

Las marcas envían solicitud vía internet a X-HIBIT y las seleccionadas obtienen el espacio en la tienda. Además de ello, X-HIBIT se encarga de la administración del inventario y de gestionar estrategias de mercadotecnia, por ejemplo eventos en la tienda o participación de influencers locales.

Thor Urbana divide el precio del espacio entre el número de locatarios y se paga en conjunto, además de un porcentaje por producto vendido. De acuerdo con la directiva reciben alrededor de 100 solicitudes de emprendedores de manera mensual.

Zamora explicó que de continuar con los resultados que hasta ahora han obtenido, la tienda podría ampliarse hasta 400 metros cuadrados y duplicar las marcas en exhibición, además de que esperan replicar el modelo en dos ubicaciones más The Harbor Mérida y en The Landmark Guadalajara, ambos centros comerciales propiedad de Thor Urbana.

Otro ejemplo es The Feathered. Surgió en Miami durante el 2012 como una tienda online de moda. Llegó a México en 2014 para establecerse en Polanco.

The Feathered (Tomada de Studio91)

El objetivo es brindar espacios a diseñadores emergentes o con experiencia que están comenzando sus propios conceptos. Las marcas que participan también son itinerantes.

IKAL (Cortesía)

Un ejemplo más es IKAL Store, también ubicada en Polanco, aunque hay sucursales en la colonia Roma y Juárez. Comparte la estrategia de renovar las marcas que alberga.

El éxito de estos conceptos se da en dos vías. Por un lado, ofertan marcas que las tiendas departamentales normalmente no consideran y permite generar ventas a pequeñas empresas que por su tamaño no compiten en niveles de producción, pues en la mayoría de los casos sus procesos son artesanales y cuyos volúmenes de venta difícilmente permiten tener tiendas físicas propias.

Pese a su expansión, aún no son competencia directa de las tiendas departamentales, sino que atienden a un mercado de nicho en el segmento high end, pero no se quedará ahí “muchos de los conceptos sugirieron principalmente en retail de moda para niveles económicos altos, pero poco a poco está migrando a nivel medio”.

El retail, señala Zamora, no se está muriendo, se está reinventando.