fbpx

23 de mayo 2019 | 6:18 pm

A partir de julio próximo, los trabajadores que ganan de 1 a 2.8 salarios mínimos, es decir, menos de 7,192 pesos mensuales, se podrán beneficiar de un incremento de hasta 16% en el monto de máximo de crédito para adquirir una vivienda a través del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

Al hacer el anuncio este jueves, el organismo informó que actualmente son cerca de 60,000 los derechohabientes con ese rango de sueldo, y se ubican principalmente en el Estado de México, Nuevo León y Tijuana.

El aumento, que es equivalente al aumento al salario mínimo en 2019, es el inicio de la transición de un modelo rígido e insensible con las necesidades de los trabajadores hacía uno más flexible, dinámico y responsivo a las circunstancias de cada persona, que considerará desde su trayectoria laboral y industria donde trabaja hasta su capacidad de pago y la probabilidad de que mantenga un empleo formal en el tiempo, dijo el director del Infonavit, Carlos Martínez Velázquez, según un comunicado.


El programa anunciado también busca preservar la solvencia de largo plazo del Infonavit, por lo que se revisará trimestralmente la calidad de las viviendas ofertadas por los desarrolladores, así como los precios en el mercado, con el fin de realizar los ajustes necesarios para garantizar los estándares mínimos de calidad de las casas.

El anuncio se da al día siguiente de que se revelara que durante el primer trimestre del año la venta de vivienda se desplomó 31% en la Ciudad de México, misma que de acuerdo con expertos se debe a la incertidumbre causada por el cambio de gobierno federal.

El miércoles, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) había adelantado la autorización del alza.

Es un esfuerzo importante de Coparmex para reactivar el sector económico de la vivienda, que se ha visto notablemente afectado en lo que va del ejercicio 2019 por las reducciones presupuestales y el retraso en la definición de la política de vivienda y desarrollo urbano por parte del gobierno federal

indicó la cúpula patronal en un comunicado.

El organismo empresarial agregó el aumento ayudará a colocar aproximadamente 35,000 viviendas que no se habían logrado vender por la cancelación del programa de subsidios.