18 de diciembre 2019 | 5:00 am

Desde el día uno al frente del Instituto Nacional del Fondo de Vivienda para los Trabajadores, Carlos Martínez ha buscado desmarcarse del trabajo de la anterior administración del instituto a cargo de David Penchyna.

Las estrategias han sido variadas, por ejemplo, la cancelación de las macrosubastas, la adopción voluntaria de normas de contabilidad financiera internacionales, o el cambio en el modelo de cobranza social, pues para el equipo el número de créditos colocados no es lo principal.

Para el 2020, la meta de colocación es apenas superior que la del 2019, con una diferencia de 1,718 financiamientos más que la meta del año que está por concluir, la cual es significativamente menor que en años anteriores.

Antes se veía únicamente el número de créditos, el número de viviendas nuevas y se invisibilizaba que había vivienda de mercado abierto que se está movilizando al mercado hipotecario,

dijo a EL CEO Carlos Martínez, director de Infonavit durante un evento con medios.

Agregó que ahora buscan medir la calidad del trabajo del Instituto a través de la diversificación del portafolio y no solo por su tamaño  “tenemos que avanzar juntos y medir toda la composición, no el número abstracto que no te dice nada sobre si a las familias le parece atractivo”. 

Durante el año presentaron tres nuevos programas, el 90-10 para realizar descuentos a los derechohabientes de pago cumplido, el incremento al monto de crédito para salarios de 7,000 pesos y el de responsabilidad compartida de reestructuración de la deuda.

Para el 2020 plantean comenzar a operar el producto más reciente: Unamos Créditos, con el cual familiares podrán combinar sus saldos del Instituto. Esperan colocar 17,650 financiamientos de este tipo el próximo año.

Los retos 2020

Durante lo que queda del año, el Infonavit deberá prepararse para dos cambios en el escenario económico, el primero es la reducción de la tasa de Banxico que ha generado que la banca privada baje también la tasa de interés de sus productos.

Paso que el Infonavit ya tiene en mente, aunque aún no está definido en qué porcentaje ni en qué productos disminuirán la tasa, pero las discusiones comenzarán en el 2020.

El segundo es el reciente incremento de 20% al salario mínimo. De acuerdo con su información, el incremento “no representará una mayor carga financiera, ya que la Ley del Infonavit, en su artículo 44, establece que los financiamientos que fueron originados en Veces Salario Mínimo (VSM), se actualizan cada año con un tope, el cual está definido para 2020 por el crecimiento de la inflación, que se espera sea de alrededor de 3%”.

Es decir que el saldo de los créditos originados en Veces Salarios Mínimos incrementará 3%, lo cual ocurrirá en el 64% de los 5.2 millones de créditos vigentes en el Instituto.