18 de diciembre 2019 | 5:00 am

La empresa colombiana de cannabis medicinal Khiron espera poder ingresar al mercado mexicano en 2020. Se trata de un sector que la compañía considera “estratégico” en su plan de crecimiento en Latinoamérica.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) frenó su llegada al país en 2019, pero la firma de la que Vicente Fox es accionista se saborea la despenalización de cannabis que se tiene prevista antes del 30 de abril del próximo año.

“Esperamos que 2020 sea nuestro año de consolidación, y para eso contamos con la apertura del mercado mexicano en el primer trimestre del año”, dice Andrés Galofre, vicepresidente de desarrollo de negocios de Khiron.

La discusión sobre la regulación de la producción, distribución y consumo de cannabis llegó al Congreso de la Unión este año. Aunque la Cámara de Senadores no logró establecer un marco legal adecuado para conseguirlo.

En 2018 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional la prohibición del cannabis en la Ley General de Salud. La consideró violatoria del derecho al libre desarrollo de la personalidad.

El tribunal puso el 31 de octubre de 2019 como fecha límite para establecer la nueva legislación del cannabis. Al no conseguirlo, le dio a la Cámara alta una prórroga única que vence el último día de abril.

Ese es también es el deadline que Khiron espera con ansia para poder ingresar a México, donde tiene 1.5 millones de clientes potenciales para sus productos medicinales, de acuerdo con Galofre Gómez.

Contraste entre las acciones y los ingresos

A menos de dos semanas de cierre de año, Galofre considera que 2019 ha sido un periodo de crecimiento para la firma, a pesar de que el valor de sus acciones cayó 78% entre el 22 de febrero y el 17 de diciembre en la Bolsa de Nueva York, según datos de Bloomberg.

“Pero los ingresos fluyeron muy bien. Fue nuestro mejor año”, opina optimista el directivo.

Entre enero y septiembre la empresa obtuvo ingresos por poco más de 7 millones de dólares, de acuerdo con el reporte financiero del tercer trimestre.

El 40% de esos ingresos llegaron por la venta de servicios médicos del Instituto Latinoamericano de Neurología y el Sistema Nervioso (ILANS, por sus siglas en inglés) -que atiende a 119,000 pacientes al año- y de las ventas de Kuida CBD, la línea de productos cosméticos.

Esta última, que contiene cannabidiol, el activo no psicoactivo del cannabis es la principal apuesta de Khiron para expandirse a otros países.

“La compañía espera que los ingresos de Kuida continúen fortaleciéndose en el cuarto trimestre de 2019, especialmente con la expansión a nuevos mercados fuera de Colombia y la temporada de compras navideñas”, se lee en el reporte financiero.

Según los cálculos de la propia compañía, en México hay aproximadamente 12 millones de pacientes potenciales de la medicina cannábica. De ellos, espera poder llegar al menos al 12.5%.

Las otras apuestas de expansión para la firma en la región son los mercados de Brasil, Chile y Perú.

Salida en falso en 2019

Sin embargo, el principal factor para la diversificación de los mercados de Khiron depende de la regulación internacional del uso del cannabis, reconoce la empresa en su último reporte financiero.

La firma se enfoca en asignar su capital hacia países donde las aprobaciones regulatorias parecen más cercanas.

En Colombia, por ejemplo, donde se despenalizó el uso de la planta con fines médicos y científicos en 2017, Khiron invertirá 3.7 mdd en sus instalaciones de cultivo y sus fuentes de energía.

Por el momento, México es un caso opuesto para Khiron.

El 30 de octubre del año pasado, la Cofepris validó los ‘Lineamientos en materia de control sanitario de la cannabis y derivados de la misma’. Un mes después, la autoridad sanitaria autorizó la venta de los productos Kuida en conjunto con otros 52.

Sin embargo, con el cambio de gobierno, la autoridad sanitaria revocó esos permisos debido a supuestas irregularidades en la elaboración de dichos lineamientos.

Khiron fue fundada en 2016 por Andrés Galofre y Álvaro Torres. Entre el consejo de administración está Vicente Fox, quien además de ser copropietario, asesora a la compañía en las apuestas para extender su red internacional.