oficinas

13 de mayo 2021 | 5:00 am

En medio del contexto de desocupación que ha sufrido desde el inicio de la pandemia, el segmento de oficinas sigue sumando metros cuadrados al inventario. Durante el primer trimestre del año se agregaron alrededor de 560,000 metros cuadrados desocupados.

De acuerdo con cifras de la plataforma de análisis inmobiliario Datoz, la mayoría de estos nuevos metros nuevos disponibles son producto de la salida de clientes de espacios existentes, mientras que alrededor de 200,000 son proyectos que finalizaron construcción durante el trimestre.

“Observamos que la demanda de espacio se redujo alrededor del 50%” dijo en conferencia de prensa Sergio Mireles, director General de Datoz, mientras que la tasa de disponibilidad pasó del 15.9% en 2020 a 22.5% en el primer trimestre del año.

Aún existe demanda de espacios, aunque es significativamente menor a lo observado en los periodos previos a la pandemia y son los sectores médicos y tecnología los principales clientes, y se han interesado por los corredores del norte de la Ciudad.

Pese al avance de la vacunación como de la reactivación de las actividades económicas, no se espera que la recuperación de este sector se de en el corto plazo como el sector industrial o el retail.

“Creemos que no hemos salido de esta baja pronunciada en la demanda, a diferencia de otros segmentos como industria y retail la recuperación no va ser tan pronunciada, va ser ligera y va variar mucho dependiendo no solo del mercado, sino también de los corredores porque apenas estamos conociendo qué sucede con las empresas que este año tienen renovaciones de contrato o qué tipo de esfuerzos harán por reducir o dejar sus espacios” dijo Mireles.

Agregó que deben considerarse otros factores como el trabajo remoto que aunque no se extienda de manera absoluta es una tendencia que va mantenerse en el largo plazo.

De acuerdo con una encuesta realizada por CBRE, ocho de cada 10 personas encuestadas prefieren trabajar entre 25% y 50% del tiempo de manera remota, por lo que empleadores y reclutadores se preparan para implementarlo como una manera de retener talento.

A esta baja en la demanda se suman los metros cuadrados que están en construcción. Actualmente se encuentran en desarrollo alrededor de 1.4 millones de metros cuadrados de proyectos que comenzaron construcción en el periodo previo a la pandemia y que la construcción no se ha detenido.

Entre los más relevantes que Datoz tiene monitoreados se encuentra Centro Insurgentes Reforma, un edificio de usos mixtos con 46,000 metros cuadrados de Área Rentable Bruta cuyo propietario es YAMA Desarrollos.

Además la segunda fase de Miyana de Gigante Grupo Inmobiliario, este edificio también es de de usos mixtos y tiene 64,890 metros cuadrados. También está en construcción Espacio Condesa de Fibra Plus con 47,961 metros cuadrados en Insurgentes.

Las alternativas

De acuerdo con Datoz, se observan algunas acciones de reconversión de espacios desocupados hacia otros usos como médicos o habitacionales, aunque no es una tendencia que por ahora se vea extendida pero podría cobrar más relevancia dependiendo de los costos o el tiempo que represente la reconversión.

Lo que pueden hacer los propietarios, según CBRE es convertir la oficina en un espacio diferenciador, por medio de una mayor integración de tecnología y mayor enfoque al bienestar de los empleados integrando servicios y amenidades.

También prevén que los empleados requieran más espacio, motivado en parte por las medidas de salubridad como mantener una distancia de al menos 1.5 metros de distancia entre las personas para disminuir el riesgo de contagio.

Esto impactará no solo en los lugares personales de trabajo, sino también en las salas de juntas o espacios compartidos.