fbpx

10 de septiembre 2019 | 5:00 am

La Secretaría de Hacienda pretende reducir los espacios que permiten la elusión y la evasión fiscal en las actividades relacionadas con el arrendamiento de inmuebles.   

La iniciativa de reforma a la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), presentada en el Paquete Económico 2020, busca promover que los arrendadores de inmuebles emitan el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI), o factura electrónica, lo cual ya es una obligación actual, pero en algunas casos es evadida. 

La tasa de evasión estimada en el ejercicio de 2016 de personas físicas que obtienen ingresos por arrendamiento es de 73.5%, equivalente a 0.1% del PIB, de acuerdo con estudios de la Universidad de las Américas Puebla.

Para cerrar los espacios a la evasión, Hacienda propone establecer que en los juicios de arrendamiento de inmuebles, en donde se obligue al arrendatario al pago de rentas vencidas, el juez no autorizará los pagos al arrendador si este no acredita haber expedido los CFDI respectivos.

Así, en caso de que se viole un contrato de arrendamiento, esto es, que el arrendatario caiga en impagos y dicha situación se lleve ante un juez  civil, este no podrá dar el fallo a favor del propietario del inmueble si no acredita haber emitido los comprobantes fiscales. 

 La informalidad es principalmente un tema oportunidad. La mayoría de los CFDI que se emiten se hacen por solicitud del arrendatario. Si la persona que está rentando no quiere o no utiliza el comprobante, pues no se emite y esa es la dinámica que se ha manejado por mucho tiempo ,

dijo Rodrigo Ramírez Venegas, Contador Público y presidente de la Comisión Fiscal 3 del Colegio de Contadores Públicos de México. 

De 31.9 millones de viviendas habitadas en el país, 15.92% son arrendadas, de acuerdo con datos de la Encuesta Intercensal 2015 de INEGI, sin embargo la mayoría se renta en condiciones de informalidad.

La Ley actual establece que las personas físicas que obtienen ingresos por arrendamiento, deben efectuar pagos provisionales por la obtención de esos ingresos y en el momento de presentar su declaración anual, en caso de obtener otros ingresos deben acumular los ingresos por arrendamiento y acreditar los pagos provisionales efectuados.

Rodrigo Ramírez considera que la propuesta será benéfica para el área de fiscalización y de recaudación de la autoridad, ya que se está obligando al arrendatario a generar los comprobantes. 

“Siempre ha estado la obligación, pero ahora será por un tema de tranquilidad y de seguridad para los dueños del inmueble” comentó Ramírez.

Por el momento se trata de una propuesta de modificación a la Ley que todavía deberá ser  discutida y aprobada por el Congreso, señaló Jordi Grenhham, CEO de Homie, plataforma que facilita el arrendamiento de propiedades, por lo que por el momento es difícil prever posibles impactos a la industria. 

Esta modificación se da en un momento de expansión del mercado de renta institucional, los desarrolladores agremiados en la Asociación de Vivienda en Renta (AVER) buscan duplicar  la oferta de unidades existentes. De acuerdo con sus cifras hay más de 2000 unidades en construcción y 8,298 que se encuentran en predesarrollo, mientras que la oferta actual es de 5000 unidades en operación.