18 de mayo 2020 | 2:40 pm

Nota del editor: esta nota se publicó originalmente el 1 de mayo a las 5:00 am.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) dio un empujón más a ICA como la firma constructora del cuarto tramo del Tren Maya, tal como su director Rogelio Jiménez Pons, reveló a inicios de mayo.

Respecto al tramo cuatro, que va de Izamal a Cancún, se prevé que sea construido por la concesionaria de la carretera Mérida-Cancún, en los siguientes días se anunciarán los detalles técnicos y jurídicos de la adjudicación,

indicó la Fonatur este lunes en conferencia de prensa.

Con esto, el ganador del cuarto tramo sería Consorcio del Mayab, subsidiaria de ICA.

El viernes se reveló que el tercer tramo (Calkiní-Izamal se asignó al consorcio conformado por Construcciones Urales, Gami Ingeniería y AZVI cuya inversión asciende a 10,192.2 millones de pesos.

El primer tramo (Palenque-Escárcega) del tren fue para Mota-Engil, en consorcio con China Communications con una propuesta de 15,538 millones de pesos, y el segundo tramo (Escárcega-Kalkiní) para Carlos Slim, junto con CICSA y FCC con una inversión de 18,533 millones.

ICA, cerca del cuarto tramo

La constructora dirigida por Guadalupe Phillips, tiene la concesión de operación de 241 kilómetros de la autopista Kantunil-Cancún. El tramo del tren necesita 218 kilómetros de esa carretera.

kantunil -ica

Kantunil-Cancún ICA. Fuente proyectosmexico.gob

La empresa fundada por Bernardo Quintana obtuvo el título de concesión el 5 de diciembre de 1990 tras ganar un proceso de licitación para la construcción y operación del tramo. El acuerdo inicial era que ICA operaría el tramo por los próximos 17 años con el pago de 0.5% de los ingresos a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes por concepto de contraprestación.

Cuatro años después, solicitó una modificación para ampliar el periodo de operación por 30 años contando a partir de 1990, cambio que le fue autorizado sin cambiar el porcentaje de contraprestación de acuerdo con el título de concesión.

Hasta ese segundo cambio el periodo concluiría en 2020, sin embargo en 2009 la empresa solicitó autorización para la construcción y explotación de dos tramos carreteros aledaños que suman 60.5 kilómetros, además de la ampliación de la operación los 300 kilómetros por 30 años más, lo cual le fue autorizado manteniendo el 0.5% de ingresos por concepto de contraprestación.

Así, la empresa tiene derecho a operar el tramo hasta el año 2050.

Las negociaciones con ICA comenzaron durante el 2019 y están a días de definir su situación, dijo a EL CEO el director del Fonatur, Rogelio Jiménez Pons.

Estamos llegando a un acuerdo para ver qué será lo más práctico, porque hay todo un rollo de tramitología y una serie de condiciones. Pero eso se tiene que resolver en los próximos días. Yo creo que lo vamos a asignar directamente para que no haya compensaciones de otro tipo por la concesión

ICA está interesada en el proyecto, pues ha participado en los tres procesos que se han realizado hasta el momento.

En el tramo 1 la empresa fue descartada porque el monto mensual de operación excedía el monto autorizado por Fonatur, por lo que no llegó a figurar entre los puntajes finales.

En el segundo del cual resultó ganador el consorcio de CICSA y FCC, la empresa avanzó hasta la etapa final, obteniendo 37.71 puntos de 50 en la evaluación de la propuesta técnica y con 43.76 de 50 en la propuesta económica, sumando 81.47 puntos totales, es decir la posición más baja de las siete concursantes.

(ICA) Es es una empresa mexicana grande y está respaldada y la consideraremos siempre y cuando tenga un precio de propuesta razonable

dijo Jiménez Pons sobre la participación de la empresa en las licitaciones.