fibras comerciales inversión fisica

30 de abril 2021 | 5:00 am

Las fibras especializadas en propiedades comerciales se vieron afectadas por las restricciones a la movilidad, así como por la suspensión de actividades no esenciales, factores que disminuyeron tanto la afluencia de personas a los centros, la ocupación de los inquilinos y los ingresos.

Ante esto algunas optaron por disminuir la inversión física o reducirla con el objetivo de mantener liquidez. Sin embargo, para el primer trimestre del año, con resultados que muestran la recuperación del sector, la inversión física cobra relevancia.

Un ejemplo es Fibra Shop. Durante el primer trimestre del año, la Fibra reportó ingresos por 336.33 millones de pesos, es decir una reducción del 7.3% en comparación el mismo trimestre de 2020.

Esta reducción se dio en parte por la disminución en los ingresos por rentas base que cayó 10.1% por el efecto de los apoyos otorgados principalmente a giros de entretenimiento como cines, arcadas, casinos, que se mantienen cerrados.

En relación a la inversión destacaron mantener un control de gastos estricto por medio de la pausa en proyectos estratégicos que son la etapa dos de la instalación de paneles solares en Puerta Texcoco, Plaza los Atrios, City Center Bosque Esmeralda, Plaza Cedros Civac y expansiones de plazas.

Sin embargo, pese a esa pausa, la fibra incrementó de manera importante su participación dentro de un proyecto que desarrollaba en conjunto con Motfour. Se trata de Distrito La Perla.

De acuerdo con su información, Fibra Shop tenía una participación del 35.6% equivalente a 1,248 millones de pesos en el proyecto, sin embargo por el contexto actual Motfour no cuenta con el capital que debía aportar por lo que Fibra Shop podría incrementar su participación hasta el 93%.

“El acuerdo tiene varias etapas donde se compromete a realizar una primera aportación adicional de 207 millones de pesos (de los cuales ya ha invertido 24 millones de pesos) por los cuales FibraShop vía dilución adquiere 13.9% de participación que le correspondían originalmente a Motfour. Por lo anterior, a partir de ahora FibraShop tendrá el 49.5% de participación en el negocio. Adicionalmente, a más tardar en noviembre 2021, FibraShop recibirá por diferentes adeudos que Motfour tenía con FibraShop, un 1.7% adicional del proyecto, llevando la empresa en esta segunda etapa a un total del 51.2%” indicó el fideicomiso. Añadieron que en una tercera etapa prestará sus recursos a través de terceros.

“En términos de costo beneficio, la rentabilidad neta para FibraShop aumenta significativamente contra lo que se tenía anteriormente pactado e invertido, aún con el efecto del COVID-19 se estima que el NOI del proyecto estabilizado este entre 580 y 650 millones de pesos anuales”.

Fibra Danhos

En el caso de Fibra Danhos, las inversiones físicas no se detuvieron dada la expectativa de los inversionistas en el proyecto en desarrollo. Su principal proyecto es Parque Tepeyac en la Ciudad de México, del cual es dueño del 50%.

El centro comercial contará con más de 120,000 metros cuadrados de área comercial y se tiene contemplada la participación de Liverpool, Sears, Cinépolis, una tienda de autoservicio aunque no se ha definido el concepto ancla.

Durante el 2020 el proyecto experimentó una pausa en la construcción debido a la contingencia sanitaria, sin embargo ya se restableció el programa de desarrollo y registra un avance del 59.2%.

“Identificamos mucho interés por el proyecto y seguiremos trabajando en la comercialización para la inauguración programada para el tercer trimestre del año entrante” dijo Salvador Daniel Kabbaz, Director General de la Fibra en su mensaje a inversionistas.

Aunque la compañía continúa con este desarrollo, el portafolio en construcción se ha reducido, de acuerdo con su información financiera del primer trimestre, únicamente el 3.8% se encuentra en desarrollo y el 96.2% en operación y estabilización.

Sobre sus resultados, reportaron ingresos por 1,193 millones de pesos, lo que representa una disminución de -14.5% en comparación anual. Estas reducciones son también resultado de la disminución de los visitantes y en parte por el descuento en apoyos a los arrendatarios; durante el trimestre este apoyo ascendió a 167.3 millones de pesos a través de notas de crédito y provisiones.