fbpx

7 de febrero 2019 | 5:00 am

Uno de los retos más grandes a los que se enfrentarán en 2019 los principales organismos de vivienda del país, como el Infonavit y el Fovissste, será la pérdida de empleo y la falta de generación de nuevos.

Fernando Soto-Hay, director General de Tu Hipoteca Fácil, considera que es el tema que más podría impactar a organismos de vivienda como el Infonavit, sobre todo si el presidente Andrés Manuel López Obrador continúa desestimando opiniones técnicas.

“Lo que estoy viendo que me preocupa mucho es que se están tomando decisiones desinformadas y en contra de las recomendaciones técnicas. Eso es muy delicado, ya que podrían no generar nuevos empleos y que se pierdan más. Eso va a impactar el nivel de deuda y en el acceso a crédito de los trabajadores”, dice.

Para 2019, el Banco de México estima un intervalo de entre 670 y 770,000 puestos de trabajo, cifra que se mantiene sin cambios en comparación con la expectativa del trimestre anterior.

Para el caso del Fovissste, Soto-Hay no considera que esto impacte de manera significativa, ya que la tasa de movilidad de empleados federales es muy baja. “Históricamente, los trabajadores federales mantienen su trabajo toda la vida”.

Otro de los retos que tendrán que sortear es la competencia con la banca comercial en la originación de créditos hipotecarios, considera Jorge Sánchez Tello, director del programa de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros.

En ocasiones, las condiciones del crédito como el monto o las tasas de interés pueden ser mejores en la banca comercial, una situación de debería llevar tanto al Fovissste como el Infonavit a desarrollar nuevos instrumentos

“Hay opciones comerciales bancarias que le permite a la gente adquirir una vivienda con tasas de interés menores o fijas y que a largo plazo terminan pagando menos que con Infonavit”, opina Sánchez Tello.

Un nuevo Infonavit

Con la llegada de Carlos Martínez a la dirección del Infonavit se anunciaron otros cambios en el instituto.

Los principales fueron la reducción del 25% del gasto administrativo y de operación, la suspensión temporal de Subastas de Vivienda recuperada y la reestructuración de créditos basados en salarios mínimos a pesos.

De acuerdo con datos del Infonavit, los créditos en salarios mínimos son hasta 5% más caros que los contratados en pesos y se han generado bajo ese esquema siete de cada 10. Es decir, 4.4 millones. Ante estas medidas, los especialistas se sienten optimistas.

Jorge Sánchez Tello destacó que ve adecuada esta medida: “el tema era que casi cada año subía la deuda de las familias y la razón era que el salario mínimo incrementaba cada año”.

“A diferencia de lo que está pasando en otras áreas de la economía de México, estoy entusiasmado con lo que tienen previsto realizar. Parecen querer corregir los enormes errores de haber originado casi cinco millones de créditos denominados en salarios mínimos y el enorme daño patrimonial que se ha causado a millones de familias”, considera Soto-Hay.

Además, agrega que se puede esperar que más adelante Fovissste también implemente la media.

El Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado anunció en los primeros días de febrero que reestructurarán la operación del Fondo, sobre ello no han dado más detalles.

Aunque el objetivo, según indican, es incrementar la participación del Fovissste en el mercado de hipotecas.