construcción industrial

16 de abril 2021 | 5:00 am

En el primer trimestre del año descendió la construcción de espacios industriales, un sector que fue de los más resilientes durante todo el 2020.

Los mercados más afectados son la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, que presentaron 85%, 56% y 3% respectivamente menos inicios de construcciones en comparación con el mismo periodo del 2020.

“Hay que recordar que en conjunto la construcción fue disminuyendo desde el 2020, especialmente en espacios especulativos, aunque sí hubo actividad importante en mercados como la CDMX y Monterrey que terminaron agregando el año pasado más de 350,000 metros cuadrados, así que esperamos que estos inicios de construcción vayan incrementando al pasar del año”, dijo Sergio Mireles, CEO de la empresa de consultoría inmobiliaria Datoz en conferencia de prensa.

En lo que va de este año, la Zona Metropolitana de la CDMX registró tres inicios de construcción que equivalen a 42,624 metros cuadrados. Estas construcciones se encuentran en Tlalnepantla y Huehuetoca.

En el caso de Guadalajara se inició la construcción de un edificio de 25,999 metros cuadrados construido a la medida en El Salto. Mientras que en Monterrey iniciaron ocho nuevos proyectos equivalentes a 135,072 metros cuadrados, de los cuales siete son especulativos y uno construido a la medida (Built To Suit).

Pese a la disminución, se espera que la demanda continúe durante el 2021 en niveles similares a los del año pasado “por los mismos factores del 2020, por ejemplo el T-MEC, el comercio electrónico que tomó auge y se mantendrá; también, las actividades relacionadas a distribución y logística que pueden o no estar relacionadas al comercio electrónico y nearshoring; hemos visto empresas asiáticas que están moviendo operaciones a México y europeas que continúan trayendo o reubicando operaciones” destacó Sergio Mireles.

De eso son muestra la cantidad de transacciones que se han cerrado en lo que va del año, de acuerdo con su reporte trimestral, en la CDMX se registraron 18 nuevas transacciones que no consideran renovaciones de contrato, estas se dieron dentro de los giros logística muebles, electrodomésticos, médico, farmacéutica y alimentos.

En el caso de Monterrey se cerraron 26 transacciones del giro automotriz, logística, alimentos y bebidas, plásticos y bienes de consumo industrial. En Guadalajara se registraron 12 transacciones que incluyen inquilinos de la industria de alimentos, automotriz, electrodomésticos, logística, plástico y químicos.

Desde el punto de vista de los inversionistas también hay una percepción de mayor recuperación. De acuerdo con la encuesta a empresarios del primer trimestre realizada por la consultora Tinsa, el 18% de los actores de la industria inmobiliaria han visto señales de recuperación.

Sin embargo, aún se prevén dificultades como posibles disminuciones en ventas, cancelaciones de contratos, mientras que el 57% considera que podrá mantener sus operaciones durante al menos 12 meses aun con los efectos de la pandemia.

Yucatán tiene el mayor crecimiento

A diferencia de los mercados industriales más grandes que observaron crecimientos de inventario de entre 1% y 2% anual, Yucatán fue en este periodo el estado que mostró mayor crecimiento pues su inventario aumentó en 7% comparado con el mismo trimestre del 2020.

Este crecimiento se debe a que el inventario no es tan representativo como en otros mercados.

“Hasta el año pasado no había espacios institucionales era un mercado en donde siempre se ha hablado de su crecimiento potencial en segmentos como retail o de consumo, incluso oficinas pero ahora en el industrial hemos visto por ejemplo la llegada de Amazon. También hemos visto que algunos grandes desarrolladores están en proceso de adquirir grandes extensiones de terreno para espacios especulativos. El crecimiento se debe a los nuevos proyectos que han surgido y el hecho de que venía de un contexto limitado en cuestión a la oferta y el inventario existente”, dijo Mireles.

Estos resultados van en sintonía con la tendencia de inversión que hay en el sureste en donde ha destacado el interés de industriales como Finsa, entre otros.

Este interés es en parte resultado del crecimiento poblacional, asi como derivado de los megaproyectos programados como el Tren Maya, el nuevo aeropuerto en Tulum o el corredor Transístmico