fbpx

25 de enero 2019 | 5:00 am

El control de los visitantes que ingresan a un inmueble es central para la seguridad de una organización, empresa o residencia, sin embargo, el proceso de registro suele ser poco ágil y arcaico.

“Normalmente te piden que escribas en un papel tu nombre y tus datos, pero hay quienes no escriben claramente o incluso pueden dejar nombres falsos” comentó César Meléndez, CEO y Fundador de Regiztra, startup que tiene por objetivo simplificar y eficientar este proceso.

Esta es una plataforma de origen tapatío que vió la luz en 2017, gracias a la inyección de 300,000 dólares de capital de riesgo aportado por la incubadora Agave Lab.

El administrador del inmueble contrata la plataforma, posteriormente tiene que hacer registro de los usuarios o inquilinos a los que aloja, a su vez ellos registran a las personas que sean susceptibles de recibir visitas.

Cuando el visitante llega al inmueble tiene que tomarse una foto, dar su nombre, correo electrónico, así como la información de la persona que busca.

El inquilino recibe una alerta en su teléfono celular vía mensaje sms o correo electrónico con la información de quien solicita el acceso y por medio de un botón puede permitir o denegar la entrada.

El visitante recibe un código QR que valida el acceso, si es recurrente el sistema puede recordar la información y evitar un nuevo registro.

Tras cinco meses de desarrollo Regiztra salió al mercado y ya es utilizado en inmuebles como Distrito La Perla, un desarrollo de usos mixtos que en el componente corporativo alberga a empresas como Toshiba y Kodak, entre otras.

De acuerdo con su información, el tiempo que un visitante invierte en su inscripción es en promedio de 15 minutos, con sistemas como este se reduce a dos minutos y medio.

La tecnología tiene como ventaja que eliminan costos innecesarios como los cuadernos de registro y permiten direccionar mejor al capital humano, considera Jorge Cortés, director y fundador de Ordil, otro competidor en el registro de visitantes.

Esta startup también surgió en Jalisco a mediados de 2016, es un brazo de la empresa Cosasweb S.A de C. V, con 18 años de historia que se enfoca en desarrollo de software y tecnología.

Comenzaron el desarrollo de la plataforma al darse cuenta de que ese mercado estaba poco atendido.

Jorge Cortés estima que esta tecnología puede ser utilizada por al menos el 5% de todas la unidades económicas registradas en el Inegi, es decir, al menos 11,250 empresas.

El funcionamiento de Ordil es similar al antes descrito, pero además puede ser vinculado a cámaras de vigilancia y sistemas de seguridad.

En entrevista, ambos directivos destacaron que el interés por este producto no sólo proviene de edificios corporativos, sino que las plataformas también son utilizadas en proyectos habitacionales, desarrollos de usos mixtos, escuelas, estacionamientos, notarías, laboratorios farmacéuticos, entre otros.   

Regiztra tiene el objetivo de terminar 2019 con presencia en 70 corporativos y en 1000 escuelas o proyectos residenciales en México y América Latina. Ordil por su parte busca expandir su presencia a Estados Unidos y Europa.