fbpx

Reuters

30 de enero 2019 | 2:13 pm

Los ingresos trimestrales del gigante de comercio electrónico asiático, Alibaba, crecieron a su ritmo más débil desde 2016 por el impacto de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, que alejó a compradores durante su temporada de mayor venta, y por la desaceleración económica del primer país.

La segunda empresa más valiosa de Asia -sólo por debajo de Tencent- publicó ingresos para el tercer trimestre de 2018 por 117,280 millones de yuanes (17,470 millones de dólares), en comparación con los 83 millones de yuanes en el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, 31 analistas encuestados por Refinitiv estimaban que la compañía obtendría 118,900 millones de yuanes.

Las ventas de Alibaba a menudo se consideran un criterio del gasto del consumidor en China, por lo que el resultado preocupa a los inversionistas ya que resalta presiones que la compañía enfrenta.

El lado bueno de las cosas

En cambio, los ingresos netos aumentaron 33%, a 30,960 millones de yuanes, lo que superó las estimaciones y elevó las acciones de Alibaba alrededor de 1.6% en el comercio previo al mercado.

Tras los resultados, las acciones de Alibaba en Wall Street ganaban 5.60% a las 12:45, hora de México.

Usualmente, Alibaba publica sus ingresos más altos en el trimestre de diciembre debido a su “Día de los Solteros -evento en línea que supera las ventas mundiales de días como el Black Friday y cyber Monday combinado-, celebrado en noviembre.

En 2018, a pesar de que Alibaba obtuvo un récord de ventas por 30,000 millones de yuanes en el Día de los Solteros, el crecimiento anual se redujo a la tasa más débil en los 10 años de historia del evento.

Al anticipar los vientos en contra de la incertidumbre económica, Alibaba redujo su perspectiva de ingresos para su año financiero que finaliza en marzo.

Sin embargo, la semana pasada, el vicepresidente ejecutivo de la compañía, Joe Tsai, señaló que las ventas habían aumentado en diciembre, aunque la demanda de artículos caros disminuía.

“Los consumidores chinos siguen siendo fundamentalmente muy fuertes y el consumo crecerá en los próximos 5 a 10 años”, comentó Tsai y dejó de lado las preocupaciones sobre la guerra comercial, que aseguró como un factor sobredimensionado por las personas.

El presidente ejecutivo de Alibaba, Daniel Zhang, sostuvo que la compañía sigue siendo optimista a pesar de las incertidumbres, y agregó que los compradores más jóvenes estaban impulsando las ventas.

El crecimiento económico de China en 2018 se desaceleró a su nivel más débil en casi tres décadas, debido a la caída de la demanda interna y el conflicto de los aranceles estadounidenses.

Dados los signos de saturación en el mercado urbano de China, Alibaba intenta crecer fuera de su negocio principal de comercio electrónico para ganar nuevos clientes.

La compañía continuó con fuertes inversiones en computación en la nube, inteligencia artificial y entretenimiento en línea en el trimestre de diciembre.

Los ingresos de su negocio en la nube aumentaron 84%, a 6,600 millones de yuanes, mientras que las ventas de su negocio de entretenimiento y medios digitales aumentaron un 20%, a 6,500 millones de yuanes.