Uber Eats

6 de febrero 2020 | 4:29 pm

Uber reportó ingresos de 4,070 millones de dólares durante el último trimestre de 2019, por encima de los 4,060 millones esperados por analistas y un aumento de 37% respecto al mismo periodo de 2018, impulsado por el crecimiento en los negocios de viajes y Uber Eats.

El valor de las reservaciones brutas del segmento de viajes -incluidos los servicios de viajes compartidos y las tarifas que Uber paga a los conductores- llegó a 13,512 millones de dólares, 18% más que en el mismo lapso de 2018.

La compañía de Dara Khosrowshahi registró 1,900 millones de viajes a escala mundial, lo que significa un incremento de 28% en comparación con los viajes realizados en el periodo octubre-diciembre del año pasado.

El crecimiento en ese negocio está estrechamente ligado con la expansión global en curso de la compañía, el acceso para recoger y dejar pasajeros en los aeropuertos de todo el mundo y las ofertas premium de mayor precio como Uber Comfort.

El valor de las reservaciones brutas del segmento Uber Eats, incluidos los pagos de restaurantes y socios de entrega, fue de 4,370 millones de dólares, un aumento de 71% en comparación con el último trimestre del año anterior y por encima de la estimación de 4,130 millones de los analistas.

Las pérdidas por acción quedaron en 64 centavos, por debajo de los 68 centavos pronosticados por especialistas.

Tras el reporte, los títulos de Uber subieron hasta 10% en las operaciones después del cierre del mercado.

Desde su oferta pública inicial en mayo del año pasado, el valor de mercado de Uber cayó 34%. 

Sin embargo, en lo que va de este año, las acciones han ganado 24% gracias a la venta de su negocio de envío de comida a domicilio en India a Zomato. En la operación, Uber recibió una participación de 9.9% en la empresa.

Los últimos meses han sido difíciles para el gigante multinacional de transporte de debido a problemas de rentabilidad, múltiples regulaciones y una creciente competencia.

La guerra de los precios con Lyft ha impactado negativamente la rentabilidad de Uber que reportó una pérdidas por 6,400 millones de dólares en los últimos dos trimestres. 

El camino de Uber a la rentabilidad parece positivo mientras mejore sus resultados y reduzca los descuentos a los conductores, de acuerdo con analistas de Wall Street.

En el largo plazo, Uber pretende expandir su alcance más allá de los viajes en coche y Uber Eats hacia su nuevo negocio de carga con miras hacia el futuro de los servicios automotrices sin conductor.