8 de agosto 2022 | 3:39 pm

Advertisement

El pasado 5 de agosto, Tiffany & Co debutó y agotó rápidamente una colección limitada de 250 collares personalizados con incrustaciones de joyas para los poseedores de ‘CryptoPunk’, una popular colección de tokens no fungibles (NFT).

Los llamados ‘CryptoPunk’’ se lanzaron en 2017 y consisten en 10,000 caracteres únicos generados al estilo de ocho bits almacenados en la blockchain de Ethereum.

La colección de la joyería está compuesta esencialmente por pinturas rupestres del arte de la Web3, de acuerdo con Noah Davis, el nuevo jefe de marca de CryptoPunk y exjefe de ventas digitales de Christie’s. 

Tiffany vendió 250 ‘NFTiffs’, una especie de pase digital con la finalidad de poder ser canjeados colgantes CryptoPunk de diseño personalizado y una pieza de arte NFT a juego, según anunció en su página web y redes sociales. 

Te puede interesar: Innovaciones en criptomonedas seduce a latinoamericanos 

Colgantes con oro y diamantes

Para comprar un NFT, los clientes debían poseer ya un CryptoPunk propio.

Por cada NFTiff comprado, los diseñadores de Tiffany crearon un colgante personalizado basado en el CryptoPunk del comprador. Cada uno de estos tiene una combinación única de 87 atributos, como una máscara médica, un sombrero o un pendiente, y 159 colores que se reflejarán en el colgante. 

Cada pieza está realizada en oro de 18 quilates y cuenta con al menos 30 piedras preciosas y/o diamantes, reveló Tiffany.

De acuerdo con la firma, cada NFTiff, que da acceso a un collar y a un renderizado digital NFT a juego, cuesta 30 ETH, o alrededor de unos 50,000 dólares.

Davis, líder de la marca CryptoPunk, dijo que los collares de Tiffany son sólo una iteración, es decir, solo la repetición de un proceso, de posibles proyectos vinculados a los NFT.

Poseer un NFT significa que eres dueño de una entrada en la blockchain. Es una entrada indeleble que nunca puede ser modificada fraudulentamente, no puede ser falsificada, no puede ser copiada, no puede ser destruida. Está ahí para siempre

dijo Davis

Cambio de dueño de CryptoPunk impulsa a Tiffany

En marzo, Yuga Labs, la empresa matriz de Bored Ape Yacht Club, otro de los primeros proyectos famosos de NFT, adquirió toda la propiedad intelectual de CryptoPunk.

Al mismo tiempo, anunció planes para conceder a todos los titulares de éstos derechos comerciales, lo que a su vez abrió la puerta a proyectos como los collares Tiffany. 

Davis señaló que ser propietario de un token significa que el propietario tiene ciertos derechos con respecto a lo que puede hacer con su CryptoPunk y qué tipo de propiedad intelectual puede construir a su alrededor, pues hay muy pocas restricciones.

También puedes leer: Visa se aventura en los NFT y compra un ‘CryptoPunk’ por 150,000 dólares

Proyecto, un ‘enredo’ entre marcas de lujo

El proyecto también representa el creciente enredo entre las marcas de lujo, la criptomoneda y las NFT. 

Históricas casas de subastas como Christie’s y Sotheby’s han vendido NFT a precios asombrosos. Y en mayo pasado, Gucci anunció sus planes de permitir a los clientes pagar sus compras con Bitcoin y otras criptodivisas.

Si nos dirigimos a una era en la que el mundo virtual va a ser más importante y esencial para nuestra experiencia vital, poseer bienes virtuales va a ser mucho más valioso

agregó Davis

Agregó que, para obtener una ventaja en eso, que estas empresas de lujo entren en el espacio ahora, cuando todavía estamos realmente al principio, es brillante y tiene mucho sentido”.

Davis dijo que espera que la apertura de los derechos comerciales para los titulares de CryptoPunk conduzca a más proyectos únicos impulsados por la comunidad, ya que los titulares de NFT utilizan su propiedad intelectual como base para sus propias empresas.

Con información de CNN