fbpx

1 de marzo 2019 | 5:00 am

¿Desde hace cuánto tiempo no tiene peso lo que dice Steve Wozniak?

Esta semana, el cofundador de Apple declaró a Bloomberg TV que si bien la compañía fue líder en diversos segmentos por muchos años en la industria de los teléfonos móviles, hoy se queda atrás en la carrera de los smartphones plegables.

“Apple no está liderando áreas como los teléfonos plegables y eso me preocupa porque realmente quiero un teléfono plegable”, dijo Wozniak.

Pero Wall Street no comparte la preocupación y tampoco el deseo de que la tecnológica con sede en Cupertino lance un teléfono plegable pronto.

Por ejemplo, Samsung lanzó su teléfono Galaxy Fold el 20 de febrero. Del 19 al 21 de este mes, las acciones de Apple se mantuvieron planas. Y el impacto sobre la preocupación y deseo de Wozniak tampoco parecieron alertar a los inversionistas de la empresa.

La entrevista concedida por Wozniak a Bloomberg fue el 26 de febrero. Del 25 al 27 del mes, el precio de los papeles de Apple cayeron apenas 0.85%.

¿Por qué no se alarmó el mercado?

Los inversionistas no tienen puestos los ojos en un equipo plegable.

La primera razón que sustenta eso tiene que ver con lo que John Butler, analista senior de Bloomberg, explicó a EL CEO hace unos días.

Al menos en el corto y mediano plazo, estos teléfonos serán un gadget de nicho. Además de que los costos de estos equipos no impulsarán su venta en volumen.

Por otra parte, Apple busca separarse de la relevancia que actualmente tiene el iPhone como negocio, el cual representó 63% de sus ingresos en el año fiscal 2018.

“Apple tiene como objetivo empujar las ventas de otros productos, que incluyen el Apple Watch, los AirPods y otros accesorios”, menciona el reporte BI Company Research Prime de Bloomberg.

Sin embargo, Apple parece que seguirá la tendencia. Hace unos días, la compañía patentó una tecnología que supone el desarrollo de un dispositivo “flexible”.

Quizá Apple después de todo sí cumpla con el capricho de Wozniak.