fbpx

25 de septiembre 2019 | 5:00 am

Nota del editor: este artículo se actualizó a las 22:00 horas del día jueves 26 de septiembre con información sobre el número de empresas que solicitaron autorización

Se acabó el tiempo para las fintech mexicanas que deberán acatarse a la Ley de Tecnología Financiera. El pasado miércoles fue el último día para que las empresas, que operaban previo a la puesta en marcha de la legislación, presenten su solicitud de autorización a la Oficialía de Partes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). 

Al finalizar el plazo, de acuerdo con la en CNBV, un total de 85 de empresas solicitaron autorización para operar como Instituciones de Tecnología Financiera. De estas 60 solicitudes  fueron como Instituciones de Fondos de Pago Electrónico y 25 como Instituciones de Financiamiento Colectivo.

De esas que presentaron la solicitud, entre 45 y 50 podrían ser de la Asociación Fintech México y estiman que la gran mayoría van a recibir autorización, de acuerdo con Francisco Meré, presidente de la Asociación Fintech México. 

En un sondeo realizado por EL CEO, 11 fintech confirmaron que presentaron su solicitud para obtener su autorización de la CNBV. 

Cerca de 200 compañías, de las 515 que la CNBV tiene en el radar, deben cumplir con las nuevas disposiciones de la legislación, por encontrarse en las categorías de Fondo de pagos electrónicos (wallets), Activos virtuales (cryptocurrencies) y Financiamiento colectivo (crowdfunding).

Meré comenta que el proceso para solicitar una autorización en la CNBV demanda requisitos muy parecidos para los bancos: manuales de operación en materia de prevención de lavado de dinero o de seguridad informática. 

Hoy en día, en México, tenemos alrededor de 50 bancos que se han constituido a lo largo de muchos años y aquí vamos a ver un proceso que en un año, desde que entró en vigor la ley, tendremos 60 nuevos intermediarios financieros en el sistema

 Francisco Meré

Hay un plazo de aproximadamente 180 días para que las autoridades informen si las solicitudes de las fintech fueron aprobadas o no. Por lo que en los próximos meses, los usuarios podrán tener más opciones de instituciones reguladas que ofrecen servicios financieros. 

Se espera que entre enero y febrero de 2020 comiencen a darse las primeras autorizaciones. El grueso de las solicitudes podrían verse entre abril o mayo con base en lo que les han dicho las autoridades, aunque no saben con exactitud cuándo se dará el anuncio. 

Y ahora, ¿qué sigue?

Rubén Chávez, cofundador y CEO de la fintech Yo te presto, explica que la presentación de la solicitud es apenas el comienzo para las empresas que deben operar en el marco de la Ley Fintech. 

Durante los meses de espera a la autorización de la CNBV, las fintech deberán adecuar su operación y su plataforma de acuerdo a la regulación.

De acuerdo con Chávez, no es lo mismo presentar la solicitud por escrito que aplicarla en la operación. Considera que ese es el reto más difícil para las fintech.

El reto va a ser cómo seguimos generando nuevos productos, creciendo la operación, creando nuevos canales de adquisición y generando nueva tecnología y al mismo tiempo estar atendiendo los requerimientos regulatorios. Eso va a ser lo interesante del proceso, sobre cómo vas caminando por estos dos vías de manera paralela tratando de generar más valor para sus usuarios, pero sin dejar de lado la estructura regulatoria

 Rubén Chávez, CEO de Yo te presto