Ciberseguridad

23 de octubre 2019 | 2:40 pm

Los usuarios de CoDi, la nueva plataforma de Banco de México (Banxico) para hacer transacciones monetarias vía electrónica, deberán ser cuidadosos en el inicio de sus operaciones para evitar ser víctimas de ciberdelincuentes.

Esto porque cuando algo nuevo surge en el mercado, los delincuentes buscan vulnerabilidades, no importa el nivel de seguridad de las aplicaciones, aunque con el tiempo disminuyen el número de ataques.

Cuando hay una nueva aplicación o método de pago, las tasas (de ataques) son altas al inicio, y hay al menos 30% de intentos de fraude

dijo en conferencia de prensa, Alexander Peeters, gerente de desarrollo de negocio para Latinoamérica de LexisNexis Risk Solutions, una firma global que detecta, evalúa y gestiona riesgos.

CoDi surgió con la intención de aprovechar la infraestructura del Sistema de Pagos Electrónicos e Interbancarios (SPEI) y la gran cantidad de teléfonos móviles que existe en el país. El banco central ha dicho que diseñó protocolos de cifrado de información para la legitimidad de los mensajes que reciban los usuarios para proteger su dinero.

No obstante, a decir de los especialistas, pese a las altas medidas de seguridad que pueda tener una nueva plataforma, siempre será blanco de ataques.

A pesar de que Banxico hizo un producto muy robusto, hay riesgos, SPEI trabajaba muy bien y de repente sufrió estos ataques que costaron millones de pesos. Es una guerra constante

comentó Adrián Sánchez, director para Latinoamérica en la división de crímenes financieros y cumplimiento de LexisNexis.

Para evitar ser víctimas de ataques y que los delincuentes obtengan los datos bancarios, recomendó, en el caso de los negocios que utilicen CoDi, tener un código variable y no constantes.

México, en el top 10 de los atacantes cibernéticos

De acuerdo con el reporte más reciente de cibercrimen de LexisNexis, estos delitos tienen un costo mundial de hasta 445,000 millones de dólares anuales, en este contexto, México ya es uno de los países top desde donde se originan estos ataques.

El reporte, que abarca los primeros seis meses de 2019, indica que México hizo su debut en la lista de los 10 principales atacantes después de haber subido seis lugares en los últimos 12 meses.

Una posible explicación del rápido ascenso a los 10 primeros lugares, es el mayor ambiente de riesgo en la región de Latinoamérica; lo increíblemente diverso de la región que está en medio de un inmenso crecimiento digital y que ha surgido como un foco de fraude en la creación de nuevas cuentas, dice el reporte.

La lista de los mayores atacantes está liderada por Estados Unidos seguida por Canadá, Reino Unido, Alemania, Irlanda, Brasil, México, India, Francia, y China.

Sánchez y Peeters, comentaron que la nueva tendencia entre los ciberdelincuentes es la apertura de cuentas nuevas en diversas páginas, ya que los estafadores a menudo usan estas nuevas cuentas para intentar probar, validar y construir identidades en línea para después, obtener una ganancia financiera.

El ataque mediante la creación de nuevas  cuentas creció 171% anual y 305% en los seis meses, mientras que en la industria de medios de comunicación la apertura de nuevas cuentas creció 123% anual y 65% en los primeros seis meses.