fbpx

8 de octubre 2018 | 6:36 pm

En marzo pasado, cuando Facebook dio a conocer una vulnerabilidad aprovechada por Cambridge Analytica, las acciones de la red social cayeron 6%, borrando de su valor de mercado 30,000 millones de dólares, algo así como el 48% del patrimonio de su fundador, Mark Zuckerberg, que hoy se ubica en los 62,400 millones de dólares según el Bloomberg Billionaires Index.

Ahora una noticia sobre vulnerabilidades encontradas en Google+, la fallida red social de Google, sacudió al mundo de la tecnología pero no a Alphabet, la matriz del gigante de internet.

Los papeles de Alphabet cerraron con apenas una caída de 0.72% este lunes tras darse a conocer el tema.

El Chief Investment Officer del asesor de inversiones Black Wallstreet Capital, Juan Carlos Minero, señaló que el efecto en las acciones de ambas empresas es distinto por diversas razones.

“El antecedente anterior, el de Facebook, tenía que ver con la data de usuarios. La vulnerabilidad se venía presentando con el uso que se le dio a esa información. En el caso de Google es muy poco el uso que se le pudo dar a esos datos”, explicó.

Otra causa del por qué el impacto es distinto, precisó Minero, es por el trato que se le dio a los datos a partir de la brecha.

Para Facebook, el incidente fue más grave. Cambridge Analytica, una organización de análisis político, utilizó a la red social para estudiar el comportamiento de los usuarios y personalizar campañas políticas con el objetivo de modificar la intención de voto.

En el caso de Alphabet, el vicepresidente de ingeniería Ben Smith, informó que no hay evidencia de que los desarrolladores explotaran la brecha.

Ramón Salas, director de la firma de ciberseguridad Forcepoint, mencionó que es temprano para conocer si la brecha pudo haber sido explotada de manera negativa.

“Al existir esta brecha, existe la posibilidad de que personas tuvieran acceso a la información”; detalló Salas.

Minero dijo que de comprobarse un mal uso de la información de los usuarios, Alphabet entonces sí podría ser castigada en Wall Street.