fbpx
EPN y AMLO. (Reuters)

9 de octubre 2018 | 5:00 am

Un crecimiento económico en línea con los últimos 20 años y un limitado espacio fiscal para cumplir sus promesas son parte del legado económico que recibirá el próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Producto Interno Bruto (PIB)

AMLO recibirá una economía que se encamina a cerrar el sexenio con un crecimiento promedio de 2.5%, por arriba del 1.8% del gobierno de Felipe Calderón, pero lejos del 5% que preveía Enrique Peña Nieto como resultado de las reformas estructurales.

Deuda

La deuda total del país, medida con el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, pasó de 37.2% del PIB en 2012 a 48.7% en 2016, para quedar en 42.4% a mediados del presente año.

Desde 2013, la Secretaría de Hacienda, entonces encabezada por Luis Videgaray, implementó una política de mayor endeudamiento para apuntalar la economía, algo que no sucedió; no obstante, a inicios del 2016 las tres principales agencias calificadoras advirtieron con recortar la nota de México debido al acelerado ritmo de crecimiento de la deuda.

Salarios

En los últimos años, los ingresos de los trabajadores se han estancado en niveles de entre uno y tres salarios mínimos. Al cierre del primer trimestre de 2018, 63.7% de la población ocupada percibía de uno a tres salarios, de acuerdo con cifras del INEGI.

Empleos formales

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, la creación de empleos registrados ante el IMSS se aceleró a un ritmo máximo de casi 20 años. La afiliación al IMSS de empleos generados en la saliente administración sumará cerca de cuatro millones, en buena medida por los esfuerzos de formalización que implementó el SAT a inicios del gobierno.

Pobreza

Hasta 2016, 53.4 millones de mexicanos vivían en situación de pobreza, de los cuales 9.4 millones están en pobreza extrema. Uno de los desafíos más importantes que enfrentará AMLO será reducir estas cifras dado que la pobreza es uno de los principales factores que vulnera los derechos humanos.

Inversión física presupuestaria

Como parte de los esfuerzos para reducir los niveles de endeudamiento, el gobierno federal implementó recortes al gasto público, lo que afectó en especial a la inversión presupuestaria. La inversión pública y privada es una condición fundamental para que una economía pueda crecer a una tasa mayor sin generar distorsiones.  

Corrupción

Estafas maestras o desfalcos de gobernadores, los escándalos de corrupción serán algunos de los factores más negativos que quedarán en la memoria de los mexicanos; en medio de esto, el país empeoró una posición en el Índice de Percepción de la Corrupción 2017.