19 de julio 2019 | 5:00 am

La desaparición del Inadem no tira los ánimos del ecosistema emprendedor, principalmente de los inversionistas ángeles, que suelen concentrar su apoyo en empresas que operan en etapas tempranas, y que han visto una nueva oportunidad en el crowdfunding.

Es el caso de la nueva plataforma ArkAngeles.co, un complemento a la inyección de capital tradicional, que otorga financiamiento a emprendedores que resuelven problemas con alta carga de innovación. 

Un venture capital tradicional te exige mayor capital como individuo para ser aceptado. Aquí tienen la oportunidad de invertir solo a las compañías que les gustan. No hay un grupo de empresas que los gestores deciden. Somos un complemento, pues una compañía que ya recibió capital de un fondo va con ArkAngeles por el capital que le falta

dijo Luis Barrios, CEO y fundador de ArkAngles.co durante un evento para celebrar a la plataforma, que nació en 2017

Al encuentro asistió María Ariza, CEO de La Bolsa Institucional de Valores (BIVA), quien comentó que ArkAngeles está realizando un buen trabajo al cerrar la brecha de toda la inversión que necesitan las startups para alcanzar una series institucionales.

Para que una empresa pueda realmente llegar con un fondo, necesita haber tenido capital dentro. Antes teníamos unos fondos que apoyaba el Inadem y se han ido difuminando, dijo Ariza, quien llegó a dirigir la Amexcap hace unos años. Ahí es donde entramos nosotros que somos ángeles y que tenemos la oportunidad de hacer una buena inversión

agregó la directiva de BIVA

¿Cómo opera la plataforma?

Cuando nació la plataforma en 2017, el crowdfunding aún no era un ambiente regulado. Sin embargo desde el inicio no quisieron hacer nada fuera de la regulación, aclaró Barrios.

Todas las operaciones han sido realizadas a través de fideicomisos en bancos fiduciarios regulados localmente por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Son los encargados de captar el capital de los inversionistas que se han animado a movilizar capital.

Barrios explicó que al tener una entidad tercera que capta el capital, el banco fiduciario, ellos se convierten en profesionales fichando las nuevas oportunidades y presentándolas a los inversionistas.

Cuando ellos deciden invertir, ArkAngeles gestiona los contratos y el banco fiduciario recibe el capital en una cuenta concentradora en un banco que no es la cuenta de la plataforma. Esto para evitar un posible conflicto de intereses. 

Buscamos que en una era post Ley Fintech se vuelva más cotidiano y tener millones de inversionistas en Latinoamérica movilizando capital a emprendedores. Fuimos afortunados de mantenernos dentro de la ley transitoria y mantener operaciones abiertas para seguir creciendo mientras nos preparamos jurídicamente y con capital adecuado para poder solicitar nuestro permiso

Luis Barrios

Hasta ahora, ArkAngeles ha logrado acumular cerca de 36 millones de pesos transaccionados en la plataforma, donde se puede invertir desde 10,000 pesos hasta 10 millones de pesos. 

Han logrado levantar capital para 41 compañías en los últimos 18 meses. Mientras que tienen registrados más de 1,000 inversionistas registrados en la plataforma y en promedio aportan a cada compañía un millón y medio de pesos. 

Además estiman levantar entre 10 o 20 millones de pesos por compañía en un futuro cercano, todos agrupados en un fideicomiso regulado por la CNBV.

El año pasado, 33 startups recaudaron más de cuatro millones de dólares en la industria de capital emprendedor en México, con un monto total de 644 millones de dólares en capital invertido por parte de fondos, según datos de la AMEXCAP

De ese total, el 55% pertenece al sector de servicios al consumidor, seguido por el 33% al sector fintech, el 6% al sector sanitario y el otro 6% restante a los sectores de educación, energía y tecnología, medios y telecomunicaciones.

Los fondos siguen creciendo

Contar con el capital adecuado para financiar un modelo de negocio y escalarlo es clave para una startup. 

En México, durante 2018, seis fondos mexicanos fueron constituidos, por lo que ahora son 118 en total los que operan en el país. De estos, 63% se concentran en etapas de capital semilla, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap). 

La organización tiene mapeados en este universo a 90 de origen mexicano que representan el 76% que han realizado al menos una transacción en México en los últimos 10 años.

¿La primera fintech a BIVA? 

Durante el evento, Ariza dio un destello de lo que podría ser el primer acercamiento de una empresa mexicana del tipo con el mercado de valores, al decir que sería muy grato ver a alguna de estas empresas listarse en BIVA. 

“Hay una a la que le metieron un ticket muy grande y lo que idealmente hemos explorado con ellos es que se va a listar en BIVA. Inclusive, el ticket que le metieron puedo haber venido de mercado. No estamos cambiando una cosa por otra, sino que hay diferentes alternativas y fuentes”, adelantó

Ariza no dio más detalles. De acuerdo con Statista, el segmento principal de la industria fintech en México es el de pagos digitales, con un valor de transacción total de 30,279 millones de dólares, por lo que la empresa interesada provendría de este segmento.