19 de julio 2019 | 5:00 am

La decisión de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de abrirle las puertas a la aerolínea Emirates Airlines para tener un slot con horario preferencial en la ruta Dubái-Ciudad de México compromete a la línea nacional Aeroméxico.

Con esta decisión, Emirates podrá transportar a pasajeros por la ruta que pasará por Barcelona con un precio más competitivo que el actual que maneja Aeroméxico.

En una comparación hecha por EL CEO, se encontró que un boleto sencillo en clase turista de México a Barcelona resulta 21% más caro si se compra con Aeroméxico que con Emirates.

El precio por salir de la Ciudad de México a Barcelona el 6 de septiembre de este año con Emirates es de 30,301 pesos, mientras que con Aeroméxico es de 36,587, de acuerdo con sus portales de internet.

Los precios más competitivos de la aerolínea árabe se explican porque es una empresa que recibe subsidios en turbosina por parte del gobierno de los Emiratos Árabes Unidos, que tiene una participación dentro de la empresa, lo que representa una competencia directa para Aeroméxico

dijo Marco Montañez, analista en Vector Casa de Bolsa.

La línea aérea nacional es la única que ofrece esta ruta y su importancia es tal que, apenas el 15 de junio, inició una ruta directa de la Ciudad de México a Barcelona con tres vuelos a la semana. El pasado 17 de julio comenzó a operar cinco vuelos.

La decisión se debe a que hemos visto una fuerte demanda en la ruta y también como respuesta a la decepcionante decisión del gobierno mexicano de otorgar derechos de vuelo de quinta libertad a Emirates para volar desde Dubái a Barcelona y a la Ciudad de México, pese a los subsidios que recibe Emirates

comentó Andrés Conesa, CEO de Aeroméxico en conferencia con analistas.

La quinta libertad aérea es el derecho de tomar y desembarcar pasajeros, correo y carga con destino o precedentes de terceros estados.

Para la aerolínea mexicana tiene mayor peso en sus ingresos por pasaje los vuelos internacionales que los domésticos, al representar el 60.2% y el 39.8% respectivamente, al cierre del segundo trimestre del año.

“Aeroméxico no se opone a la competencia, pero sí a la deslealtad. Qué bien que Emirates tenga una ruta a la Ciudad de México, pero, por qué tiene que pasar por Barcelona, un mercado importante para la empresa”, dijo José Suárez, secretario de prensa electo de Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (Aspa).

Añadió que, la decisión de la DGAC abre las puertas para que otras aerolíneas pueda tener las libertades del aire para entrar a mercados que no le corresponden y pondrían en riesgo las rutas ya establecidas entre las naciones.

Boeing pagará indemnización a Aeroméxico

La empresa fabricante de aviones anunció que pagará una compensación a sus clientes por el cese de vuelos con equipos Boeing 737 MAX, por un monto que asciende a los 4,900 millones de dólares.

Aeroméxico mantiene en tierra seis de estas unidades y será una de las beneficiarias de estos recursos.

Hasta el momento se desconoce cuándo y qué cantidad se le destinará a la aerolínea nacional del monto total, pero Boeing informó que los recursos los obtendrá al cobrar un cargo después de impuestos de sus ganancias del segundo trimestre del año.