Inteligencia Artificial

28 de octubre 2018 | 5:00 am

¿Son cada vez más las empresas que implementan la Inteligencia Artificial (IA)? Sí, pero los realmente comprometidos siguen siendo alrededor de una quinta parte de las firmas, según un estudio ejecutivo global de MIT Sloan Management Review.

El grupo de empresas más involucrado con la inteligencia artificial, denominado como ‘pioneros’ en el estudio, gastó 88% más en este rubro que un año antes.

Entre los existen empresarios que conocen lo que la IA puede darles, pero la han adoptado de forma limitada, y otros que sí la aplican en sus organizaciones, pero con un nivel de conocimiento mínimo que no les permite explotar al máximo las posibilidades de la tecnología, la inversión creció solo 62%.

IA como fuente de ingresos y no de ahorro

Como en las películas, uno se imaginaría que un empresario que llega a su compañía con la idea de implementar la IA lo hace para ahorrar costos en su operación, pero el estudio reveló que no es así.

El 72% de los pioneros espera que la inteligencia artificial aumente sus ingresos dentro de cinco años y solo 28% pretende un ahorro en los costos.

Aún así, el estudio revela que 47% de los encuestados pronostica que se perderán empleos en los próximos cinco años debido a la adopción de soluciones con inteligencia artificial, por lo que los directivos deben invertir en planes de recapacitación del personal, modificación de la organización y el establecimiento de una política de comunicación abierta con sus recursos humanos.

En el caso de China, el énfasis sigue puesto en la reducción de costos, por encima de la generación de ingresos con la IA, por lo que el pronóstico de destrucción de empleos es más elevado.

Esfuerzo sistémico

En un inicio, las empresas identificaron necesidades específicas que la inteligencia artificial podría eficientar, pero el siguiente paso es el desarrollo de capacidades sistémicas para lograr beneficios en toda la compañía.

“AI a escala es el siguiente paso en la transformación digital”, subraya el chief digital officer de la empresa de transporte Maersk.

Para lograrlo, 90% de los pioneros ya cuenta con una estrategia que le permita desarrollar un sistema de aplicaciones de inteligencia artificial.