1 de noviembre 2018 | 5:00 am

Advertisement

Livongo es una startup basada en Mountain View, la misma área en San Francisco en la que se localiza Google. Su modelo de negocio es parecido al del gigante tecnológico: hace uso de los datos para prestar un servicio. Sin embargo, esta empresa no vende publicidad.

Hace uso de sus propios dispositivos, docenas de conjuntos de datos y recursos en internet para observar cambios en el comportamiento de personas que padecen enfermedades crónicas y entregan recomendaciones prácticas y personalizadas.

Pero no solo el mundo de las startups ve interés en apostar por el sector salud y ofrecer soluciones para enfermedades crónicas.

Gigantes tecnológicos también han volteado el ojo para participar en esta industria.

Amazon anunció esta semana que lanzará su propia línea de dispositivos médicos, que van desde glucómetros y monitores de presión arterial. La apuesta no es ofrecer aparatos convencionales como los que hoy existen.

Los dispositivos se conectarán con Alexa para que a través de las bocinas Echo, estos funcionen como asistentes médicos.

Google y Apple también realizan esfuerzos importantes en la industria de la salud.

Verily es una empresa que forma parte de las “otras apuestas” de Alphabet. La compañía desarrolla dispositivos y software enfocados en la recolección de datos, que permitan a los especialistas tomar a tiempo decisiones correctas y realizar intervenciones de manera específica.

Dentro de sus proyectos están el desarrollo de unos lentes de contacto capaces de corregir la visión o pequeños sensores para medir la glucosa del usuario.

Si bien no se desglosa en qué tan relevante es actualmente la empresa para Google, las “otras apuestas” generaron en el tercer trimestre del año 146 millones de dólares, 25% más que el mismo periodo de 2017.

Por otra parte, Apple también ha reforzado su interés para participar en el sector del cuidado de la salud, así lo evidenció en septiembre con la renovada versión del Apple Watch Serie 4.

Dentro de las cualidades más destacadas del gadget está la detección de caídas y la posibilidad de realizar electrocardiogramas de forma sencilla.

Estas empresas están atendiendo una de las necesidades fundamentales de la humanidad, que es estar vivos y la oportunidad es enorme

Eugenio Perea, director de Founder Institute e inversionist en PerSe Capital

Perea enfatiza que el negocio para las startups y empresas grandes de tecnología es mayor porque están atendiendo un tema fundamental que es la salud, el cual en varias partes del mundo está en malas condiciones.

Un claro ejemplo son las personas que padecen diabetes en el mundo. Cifras de la Organización Mundial de la Salud indican que en 34 años el número de personas que padecen dicha afectación creció cuatro veces, al pasar de los 108 millones a 422 millones.

De acuerdo con la firma de análisis Grand View Research, se estima que el valor del mercado de cuidados de la salud en el hogar alcance un valor de 571,230 millones de dólares a nivel global para 2025.

Livongo muestra el potencial que tiene la industria de los cuidados de la salud a través de tecnología

La publicación estadounidense The Business Journal destacó que Livongo es una de las empresas que registran mayor futuro, principalmente por el crecimiento en sus ingresos.

Mientras que en 2015 las ventas de Livongo eran de 2.1 millones de dólares, el año pasado los ingresos de la startup llegaron a los 30.5 millones de dólares, un crecimiento de 1,348%.

“Todo el mundo está muy mal. Tienes un mercado gigantesco con una necesidad clara”, agrega Perea.

Advertisement