google sindicato

22 de enero 2021 | 11:25 am

Google bloqueará su motor de búsqueda en Australia si el gobierno da ‘luz verde’ a un nuevo código que la obligaría junto a Facebook a pagar a las empresas de medios por el derecho a usar su contenido.

La amenaza de Google intensifica una batalla con editores como News Corp que están siendo vigilados de cerca en todo el mundo.

El gigante de las búsquedas en internet advirtió que sus 19 millones de usuarios australianos se enfrentarían a experiencias de búsqueda y YouTube degradadas si se aplicaba el nuevo código.

Australia está en camino de aprobar leyes que obligarían a los gigantes tecnológicos a negociar pagos con editores y emisoras locales por el contenido incluido en los resultados de búsqueda o en las noticias.

Si no pueden llegar a un acuerdo, un árbitro designado por el gobierno decidirá el precio.

Junto con el riesgo financiero y operativo inmanejable, si esta versión del Código se convirtiera en ley, no nos daría otra opción que dejar de hacer que la Búsqueda de Google esté disponible en Australia

dijo Mel Silva, director gerente para Australia y Nueva Zelanda

El directivo no hizo mención de YouTube en sus comentarios, ya que se espera que el servicio de video esté exento de las revisiones del código realizadas en diciembre pasado.

Tras las advertencias de Google, el primer ministro australiano, Scott Morrison, aseguró que aquellos que quieren operar en Australia son bienvenidos, ‘pero no respondemos a las amenazas’.

El antecedente

En la investigación, el presidente de la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores, Rod Sims, quien ha supervisado las nuevas reglas, aseguró que no podía predecir lo que harían los gigantes tecnológicos, aunque reconoció que siempre hay riesgos en negociaciones serias.

“Hablan de acuerdos comerciales en los que tienen el control total del trato y eso, en mi opinión, no es un trato comercial”, dijo el funcionario australiano.

Google calificó el código como ‘demasiado amplio y sin revisiones’, por lo que considera que ofrecer una herramienta de búsqueda limitada ‘sería demasiado arriesgado’.

Aunque la compañía no divulga las ventas de Australia, pero los anuncios de búsqueda son su mayor contribuyente a los ingresos y ganancias a nivel mundial.

Esta semana, el gobierno de Estados Unidos le pidió a Australia que eliminara las leyes propuestas, que cuentan con un amplio apoyo político, y sugirió que Australia debería buscar un código voluntario.

Australia anunció la legislación el mes pasado después de que una investigación descubrió que Google y el gigante de las redes sociales Facebook tenían demasiado poder de mercado en la industria de los medios.

Esta situación, a decir de Australia, representa una amenaza potencial para el buen funcionamiento de la democracia.

La amenaza de Google de limitar sus servicios en Australia se produjo pocas horas después de que el gigante de internet llegara a un acuerdo de pago de contenido con algunos editores de noticias franceses como parte de un impulso de tres años y 1,300 millones de dólares para apoyar a los editores.

El testimonio de Google “es parte de un patrón de comportamiento amenazante que es escalofriante para cualquiera que valore nuestra democracia”, dijo Peter Lewis, director del Centro de Tecnología Responsable del Instituto de Australia.

Con información de Reuters