fbpx
Facebook

15 de mayo 2019 | 10:47 am

Facebook puso restricciones a su servicio de transmisiones en vivo con la finalidad de evitar la propagación de mensajes terroristas o de odio, tras los ataques ocurridos en dos mezquitas en Nueva Zelanda el 15 de marzo.

A partir de hoy, las personas que hayan publicado o compartido propaganda terrorista e infringido la política de organizaciones y personas peligrosas no podrán utilizar Facebook Live.

A partir de ahora, cualquier persona que viole nuestras políticas más serias no podrá utilizar (Facebook) Live durante periodos de tiempo establecidos, por ejemplo, 30 días, a partir de su primera infracción”, indicó el vicepresidente de integridad de Facebook, Guy Rosen en el blog de la empresa.

Tras los atentados en Nueva Zelanda, Facebook fue muy criticada por haberse demorado en interrumpir la transmisión del video, cuyas imágenes se propagaron rápidamente por internet.

La compañía también informó que invertirá 7.5 millones de dólares en nuevas asociaciones de investigación -con académicos de tres universidades- diseñadas para mejorar la tecnología de análisis de imagen y video, pues miles de usuarios modificaron levemente la transmisión del ataque en Nueva Zelanda para seguir difundiéndolo, lo que dificultó su detección y eliminación.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Arcen, consideró que la medida es un buen paso, que se suma a su propuesta de lanzar, junto al presidente francés Emmanuel Macron, una iniciativa mundial contra los contenidos violentos en internet.

El terrorista del 15 de marzo dejó en evidencia la forma en que la transmisión en directo de imágenes puede ser mal utilizada para propagar odio. Facebook dio un primer paso tangible para impedir que ese acto se repita en su plataforma

dijo la primera ministra neozelandesa.

Sin embargo, algunos críticos consideran que la medida que no es suficiente para evitar que las personas que hayan infringido las reglas de Facebook puedan seguir transmitiendo en vivo.

Si has sido malo y estás en alguna lista, solo puedes obtener otra cuenta de Facebook, es la cosa más fácil del mundo”, dijo el profesor de ciencias de la computación en la universidad de Otago, Alistair Knott,  al Wall Street Journal.

Knott propone que los usuarios soliciten una licencia para publicar videos en vivo, la cual sería más efectiva para detectar a aquellos interesados en la transmisión de violencia en vivo.

Cumbre Tech for Good

Esta semana, la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Arcen, se reúne con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, en París, lo que coincide con la segunda cumbre ‘Tech for Good’ iniciada en Francia en 2018 para debatir sobre cómo las nuevas tecnologías pueden contribuir al bien común, como la educación o la salud.

Macron invitó aproximadamente a 180 personalidades del mundo digital, entre las que destacan Jack Ma, de Alibaba; Ken Hu, de Huawei; Dara Khosroshahi, de Uber; Jimmy Wales, de Wikipedia, y Eric Leandri, de Qwant.

Aunque Mark Zuckerberg -el cofundador de Facebook- no estará presente, ya se reunió con Macron para hablar sobre cómo luchar contra los contenidos violentos en línea.

Además, el gobierno francés está preparando una ley que obligue a eliminar en las redes sociales contenidos denunciados en un plazo de 24 horas, bajo pena de multa, incluso planea promover la legislación a nivel europeo.

Con este objetivo, el secretario de Estado francés encargado del sector digital, Cédric O, se reunirá este miércoles con sus homólogos del G7 -Alemania, Canadá, Estados Unidos, , Italia, y Japón- para trabajar en una carta sobre los contenidos de odio en Internet.

Con información de AFP