fbpx
inteligencia artificial abogados

31 de agosto 2019 | 5:00 am

Las salas de juntas en las que se llevan a cabo procesos de mediación internacional podrían incluir más que abogados en el futuro cercano.

Cada vez más, la inteligencia artificial (IA) y el big data son usados para predecir los resultados en las disputas judiciales y, apenas en febrero, la empresa de especialistas electrónicos en negociación iCan Systems se convirtió en la primera en Inglaterra en resolver un caso empleando un “robot mediador”.

A través de un proceso de ofertas cerradas, la herramienta de IA logró poner fin a una disputa sobre el pago de 2,000 libras por un curso, que llevaba tres meses y no había podido ser resuelta a través de una negociación por teléfono.

Hay abogados que advierten que esta tecnología puede ayudar con disputas financieras de montos bajos, no puede atender los complejos casos multimillonarios de los que se encargan las principales firmas del mundo.

“En casos de disputas que valen grandes cantidades de dinero, necesitas las habilidades de un mediador experimentado para persuadir a la gente a hacer cosas que no quieren hacer”, dijo Ben Carrell, un mediador de Linklaters, citado por el Financial Times.

 “Un mediador puede leer a las personas en la sala y entender qué les preocupa, para darle forma al acuerdo”, añadió. “Es más que gente pagando dinero. Hay otras cosas que se incluyen para lograr cerrar la brecha”.

Análisis de datos

Un área en la que ya se utiliza la inteligencia artificial es a la hora de analizar los grandes volúmenes de información que se generan cuando se está analizando un caso, antes de determinar si la mediación es el mejor camino.

Brainspace, por ejemplo, analiza documentos y destaca palabras o frases claves, con lo que un abogado puede examinar miles de papeles en solo un par de horas, explica el diario británico.

Otros programas pueden ayudar a clasificar y priorizar documentos para concluir si un caso tiene o no mérito.

Si se combinan estas tecnologías, pueden crearse bloques de información similar o detectar palabras comunes que los abogados pueden luego revisar.

Otra área en la que la inteligencia artificial puede ayudar en casos de mediación es a través del análisis de la labor de los mediadores en sí, para tratar de predecir sus decisiones, lo que puede ayudar a decidir a quién acudir con cada caso.

También te puede interesar: Las diferentes visiones de Elon Musk y Jack Ma sobre la inteligencia artificial