elon musk acuerdo twitter compra

4 de octubre 2022 | 4:35 pm

Advertisement

 

Nota del editor: Este artículo se publicó por primera vez a las 13:31 horas y se actualizó con la respuesta y acciones de Twitter ante la oferta de Elon Musk.

Elon Musk volvió a cambiar de opinión: finalmente, a pocos días del juicio que le enfrenta a Twitter, decidió seguir adelante con la compra de la red social al precio pactado en abril, una operación que alcanzaría los 44,000 millones de dólares.

Musk quiere “concluir la transacción establecida por el acuerdo de compra del 25 de abril de 2022”, en los términos previstos, señalaron sus abogados en una carta dirigida al grupo californiano el lunes y presentada al martes ante la SEC, la agencia que regula la bolsa estadounidense.

El empresario pone una sola condición en su misiva: el término del procedo judicial en curso ante un tribunal de Delaware.

Recibimos la carta. (…) La intención de la empresa es concluir esta transacción al precio pactado

señaló por su parte la red social en un tuit, luego de que la noticia fuera revelada por Bloomberg horas antes.

La cotización de Twitter fue suspendida momentáneamente en Wall Street luego de conocerse la noticia. La acción vio congeladas sus operaciones durante cinco minutos primero, y se disparó hasta 18% antes de ser nuevamente suspendida.

Al cierre en Wall Street, Twitter terminó por todo lo alto, con una inusitada ganancia de 22.24%, a 52 dólares por acción. Según la cadena CNBC, el acuerdo podría sellarse entre viernes y lunes.

Idas y vueltas

Las dos partes firmaron un contrato a fines de abril, pero Musk unilateralmente quiso abandonar el acuerdo en julio.

Twitter lanzó una querella judicial para forzarlo a honrar su compromiso, y parecía que tenía chances de ganar en una corte.

El anuncio es una señal clara de que Musk reconoce que sus chances de ganar contra el directorio (de Twitter) ante un tribunal de Delaware son muy bajas, y que la compra a 44,000 millones de dólares tendrá lugar de una forma u otra

sostuvo el analista Dan Ives, de Wedbush Securities.

Musk bombardeó a Twitter con críticas antes y luego de la firma del convenio, acusándola en particular de censurar a los usuarios y no luchar lo suficiente contra los spams y cuentas falsas.

El multimillonario fundador de Tesla justificó su marcha atrás sobre el pacto de compra, afirmando que la proporción de cuentas automatizadas en la red social era ampliamente superior al 5% que la empresa declaraba.

Preocupaciones por Twitter y Musk

Musk pareció ganar terreno en su causa cuando Peiter Zatko, exjefe de seguridad de Twitter despedido en enero, acusó a fines de agosto al grupo de importantes fallas de seguridad, en un informe enviado a autoridades estadounidenses.

Pero durante las audiencias preliminares con la jueza, sus abogados parecieron tener dificultades para sostener las acusaciones sobre cuentas falsas.

De todos modos, la percepción de que Musk sea finalmente el dueño de Twitter “causará una tormenta de preocupaciones y preguntas de parte de los usuarios y de los políticos”, sostuvo el analista.

Cambio de opinión de Musk se da antes del juicio contra Twitter

La noticia ocurre antes de un enfrentamiento muy esperado entre Musk y Twitter en el Tribunal de Delaware el 17 de octubre, en el que la empresa de redes sociales iba a buscar una orden que impusiera a Musk cerrar la operación a 54.20 dólares por acción.

Esto es una clara señal de que Musk reconoció, mientras se acerca el juicio de Delaware, que las posibilidades de ganar contra el directorio de Twitter eran muy poco probables y que este acuerdo de 44,000 millones de dólares se iba a completar de una manera u otra

escribió el analista de Wedbush Dan Ives en una nota tras la noticia.

 

Musk acordó en abril la compra de Twitter por 44,000 millones de dólares, sin embargo, a las pocas semanas dijo que el número de cuentas de bots era muy superior a la estimación de Twitter de menos del 5% de los usuarios.

Con información de Reuters

Advertisement