19 de octubre 2021 | 5:00 am

Si bien en México cada vez hay más gestiones que se pueden realizar a través de internet, ya sea para realizar pagos, trámites o solicitudes de servicios públicos, la falta de conectividad en varias entidades ha inhibido que la población pueda acceder a ellos.

La más reciente Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2019 del Inegi reveló que a nivel nacional, solo el 32.4% de la población de 18 años o más tuvo al menos alguna interacción con el gobierno a través de medios electrónicos.

CDMX, Querétaro y Yucatán son los estados que en 2019 tuvieron una mayor demanda de trámites y/o servicios vía internet ofrecidos a la población por las instituciones de la administración pública, entidades que no necesariamente lideran también la oferta de este tipo de trámites.

A pesar de la oferta, la demanda no es en la misma proporción y varía entre cada estado, lo que podría explicarse como la brecha digital en su más amplio sentido, desde que no hay acceso a internet hasta que la población no tiene habilidades digitales para poder explotarlo

dijo Samuel Bautista Mora, coordinador general de Social Intelligence Unit (SIU)

La Ciudad de México es la número uno en la demana, en donde el 41.7% de la población de 18 años o más en localidades mayores a 100,000 habitantes interactuó con el gobierno.

En contraste, Oaxaca, es el estado con menor oferta con apenas 12 trámites vía internet, además, en dicha entidad solo el 55% de los hogares cuenta con acceso a internet, según la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2020.

México se posiciona en e-gobierno

La Encuesta 2020 de Gobierno Electrónico, Gobierno Digital en la Década de Acciones para el Desarrollo Sostenible realizada por la ONU muestran una significativa penetración de los servicios digitales en donde se realizó el estudio.

Los resultados revelan un enfoque basado en crear mejoras en las capacidades digitales instaladas, a la par de la identificación de ciertos riesgos tanto en ciberseguridad como en la protección de datos personales.

En el sondeo, México se posicionó como el octavo país de América Latina y el 61 a nivel global, con una nota alta, al cumplir con estos criterios

CDMX acelera digitalización de trámites

En la CDMX se da una aceleración más allá de los trámites, pagos o servicios que se realizan vía internet, pues actualmente en la capital del país hay 51 trámites digitales.

Recientemente, la Agencia Digital anunció que ya están disponibles para la población las copias certificadas de actas de nacimiento, matrimonio y defunción.

En ese sentido, Bautista Mora considera que la activación de trámites digitales de la CDMX resulta positiva, pues la Agencia Digital además ha logrado concentrar en un solo portal la mayoría de trámites con los que un ciudadano puede contar.

“Desde mi perspectiva, el hecho de tener un buscador general, en un portal donde puedas encontrar todos los trámites es muy positivo, porque de repente tenerlos todos disperdigados complica la búsqueda de los ciudadanos”, dijo.

La mayor demanda de trámites y servicios vía internet es la CDMX, pues el acceso está más generalizado que en otros estados, comentó el especialista.

Más allá de la tecnología

El estudio de la ONU señala que la transformación digital de los gobiernos no sólo implica el uso de las tecnologías, si no que se requiere de una transformación de la gobernanza pública y la innovación como parte de una visión y estrategia integral de desarrollo nacional.

La clave está en el desarrollo de capacidades para la transformación digital de los gobiernos, “lo que resultará esencial y requiere un enfoque holístico que sea generador de valor y se institucionalice a través de todos los niveles de gobierno y la sociedad”, señala el análisis de la encuesta de las Naciones Unidas.

La ventanilla única de servicios públicos, entendida como un centro de servicios al ciudadano que atienda los trámites de mayor impacto de manera remota, mediante tecnologías móviles o kioskos, será una herramienta clave en la implementación de estrategias de gobierno electrónico.

Aunado a ello, será esencial el uso de apps móviles o sitios web que permitan la interacción entre los ciudadanos y las autoridades, con el fin de hacer más eficiente la entrega de servicios públicos.