apps_viajes turismo

19 de noviembre 2020 | 5:00 am

Por: Marisol Morelos y Liz Cervantes 

El sector turístico, fuertemente golpeado tras la llegada de la pandemia, las restricciones de viaje y movilidad, no se ha detenido en un segmento en particular: las aplicaciones.

Cifras del Consejo Nacional Empresarial Turístico estiman que el año cerrará con una contracción global superior a 1,000 millones de viajes y más de un billón de dólares, además de la pérdida de alrededor de 175 millones de empleos.

En el caso del mercado mexicano el escenario no es más optimista. Los datos publicados en el ‘Panorama de actividad turística en México’ para mayo y agosto del 2020 publicado por el CNET y el Centro de Investigación y Competitividad Turística Anáhuac (Cicotur) indica que en los primeros ocho meses del año, la Balanza Turística registró un saldo positivo de 5,000 millones de dólares, lo que representa un decremento de 53.6% en relación al 2019.

“Al representar una gran fuente de empleos, sobre todo para mujeres y jóvenes mexicanos, no podemos escatimar apoyos para la industria, al hacerlo, corremos el riesgo de perder fuentes de empleo y las posibilidades de desarrollo personal, social y económico que representa el sector”, dijo Braulio Arsuaga presidente del CNET durante la presentación del estudio.

Arsuaga también comentó que el sector tiene de frente el reto de la innovación y la digitalización como una herramienta para recuperar los niveles previos.

Mientras la mayoría de los sectores se han visto afectados por la pandemia, las aplicaciones móviles apuntan a duplicar sus ingresos.

Estimaciones de la consultora Statista arrojan que en México los ingresos de las aplicaciones ascenderán a 27.2 millones de dólares en 2020, en comparación con los 13.5 millones registrados en 2019.

Apps de turismo cobran relevancia

Hasta 2018 en México plataformas de viaje como Airbnb y Despegar.com sumaban 545,000 transacciones y se espera que la cifra incremente en los próximos años.

La Secretaria de Turismo declaró durante la presentación del nuevo sitio de VisitMexico que se espera que en los siguientes años el 90% del total de los viajes se realice por medio de aplicaciones móviles, desde la selección del destino, reserva de hospedaje y contratación de servicios y atracciones.

Las plataformas han sabido aprovechar esta oportunidad para entrar de forma más agresiva en el sector de turismo y ofrecer experiencias o viajes. Por ejemplo, tanto Airbnb como Rappi ajustaron su oferta de servicios al contexto de emergencia sanitaria.

Rappi, el 16 de octubre, anunció su más reciente y nueva vertical de viajes (Rappi Travels) mediante la cual los usuarios podrán encontrar y reservar sus viajes usando la app.

La plataforma tiene disponible una amplia gama de ofertas en viajes, vuelos y alojamientos, y próximamente incorporará la opción de paquetes turísticos y alquiler de vehículos.

La startup de origen colombiano arrancó su nueva vertical con promociones al ofrecer la devolución del 20% de la compra en rappicréditos o cashback que pueden ser utilizados para compras de cualquier cosa dentro del app.

Su lanzamiento se hizo acompañado de aliados a nivel internacional como Expedia, Omnibees y Hotelbeds y en México se contará con la participación de las principales cadenas hoteleras como Grupo Posadas.

Turismo virtual rompe fronteras

Airbnb también modificó su oferta de Experiencias al lanzar su versión en línea, una nueva forma de conectar con otras personas, viajar sin salir de casa y generar ingresos durante la crisis del COVID-19.

La plataforma informó que los anfitriones harían llegar sus experiencias en línea a millones de personas para no perder el contacto humano y, al mismo tiempo, poder generar ingresos durante el confinamiento.

Las experiencias en Airbnb transportan a otros países o regiones, debido a que van desde una meditación con monjes budistas, hasta visitas virtuales para conocer a los perros de Chernóbil o clases de cocina con una familia marroquí; son variadas las opciones que presenta la plataforma.

Se realizan vía Zoom, una plataforma a la que los anfitriones pueden acceder de forma gratuita. Además, se les brinda asistencia personalizada si tienen alguna duda sobre cómo organizar, grabar y compartir sus Experiencias de forma remota.

Las Experiencias Airbnb, creadas en 2016, son actividades diseñadas y organizadas por personas locales, que permiten conocer las diversas regiones de una forma peculiar. Iniciaron como una forma diferente de explorar un destino, pero a partir de abril de 2020 se modificaron para realizarse mediante Zoom.

Por ahora, las Experiencias en línea resultan una vía para que la plataforma, que está por lanzar su Oferta Pública Inicial (OPI), pueda seguir obteniendo ingresos después de ser afectada por el confinamiento en los países en los que hubo una disminución en la ocupación de espacios que rentan los anfitriones.