18 de noviembre 2020 | 8:37 pm

Apple acordó pagar 113 millones de dólares para resolver un litigio con más de 30 estados de Estados Unidos que lo acusaron de disminuir el rendimiento de los iPhone 6 y iPhone 7 para alargar la vida de la batería, informó una fuente oficial este miércoles.

El monto se dividirá entre California y otros 33 estados, anunció el fiscal general del estado, Xavier Becerra, en un comunicado.

“Apple retuvo información sobre sus baterías que ralentizaban el desempeño de los iPhone, mientras lo hacía pasar como una actualización”, afirmó el fiscal.

“Este tipo de conducta lastima los bolsillos de los consumidores y limita su capacidad de hacer compras bien informados”, añadió.

“El acuerdo de hoy asegura a los consumidores el acceso a la información que necesitan para tomar una decisión bien sustentada cuando compren y utilicen productos de Apple”, aseguró Becerra.

Las denuncias se centraron contra los modelos iPhone 6 y 7 y algunas de sus actualizaciones, que en realidad se utilizaban para restringir el rendimiento de los dispositivos para ahorrar energía de la batería sin el conocimiento de los usuarios, según los estados.

Apple, de momento, no hizo comentarios sobre el tema.

En documentos de la corte, el fabricante del iPhone aceptó pagar “solamente con el propósito de un acuerdo”, pero sin ninguna admisión de culpa.

Meses atrás, Apple aceptó pagar hasta 500 millones de dólares para saldar una demanda colectiva sobre el mismo asunto.

En diciembre de 2017, el gigante tecnológico admitió que el software iOS fue modificado para disminuir el rendimiento de los iPhones más antiguos, cuya batería se estaba deteriorando, para evitar que los teléfonos se apagaran espontáneamente.

Muchas voces se alzaron contra Apple, a la que acusaban de forzar subrepticiamente a los usuarios a comprar nuevos modelos antes de lo necesario. Esas quejaron llevaron al grupo a actualizar su software y ofrecer grandes descuentos en las baterías de reemplazo.