fbpx

4 de junio 2019 | 5:00 am

En 2001, Steve Jobs anunciaba sobre el escenario de la Macworld Expo la aparición de un nuevo servicio que transformó la forma en que se consume la música. Se trataba de iTunes: un reproductor de medios y tienda de contenidos multimedia desarrollado por Apple.

Con 200,000 canciones en su acervo, la tienda de música vendió un millón de canciones en su primera semana.

Dieciocho años después, el servicio que marcó una era desaparecerá gradualmente para dar paso a tres aplicaciones: Apple Music, Apple Podcast y Apple TV, anunció la compañía durante la Conferencia Mundial de Desarrolladores (WWDC) 2019.

Estas son las novedades de Apple que presentó en el primer día del WWDC

Apple Music se centra en la música y las recomendaciones personalizadas; la de Podcasts permite buscar con la ayuda del aprendizaje automático y la aplicación de TV combinará el contenido de redes como HBO y Showtime, junto con la programación original de Apple.

Con esta estrategia, Apple busca consolidarse como un jugador importante en la producción de servicios de valor agregado, que en este caso son tanto contenidos de audio y audiovisuales, plantea Radamés Camargo, gerente de investigación para la consultoría The CIU.

iTunes  ha sido una de las principales plataformas que representó un hito en la oferta de contenido en las plataformas que están muy presentes en contenidos audiovisuales. Separar las aplicaciones se me hace una movida muy lógica, porque justo es lo que busca apple: diversificar cada vez sus opciones para llegar al consumidor final

 Radamés Camargo

Incremento de ingresos por servicios

En el segundo trimestre del año fiscal, Apple reportó que la división de servicios, dentro de los cuales se ubica el contenido de audio y audiovisuales representó el 20% de las ganancias.

El gigante tecnológico registró ingresos por 11,450 millones de dólares en su división de servicios, con lo cual superó los 11,370 millones dólares que esperaban los analistas. Mientras que los ingresos de la venta de iPhone disminuyeron 6,508 millones dólares en comparación del segundo trimestre de 2018. 

En América del Norte y Europa Occidental, de acuerdo con un reporte de IHS Markit, representaron más del 80% de los ingresos de música y video en línea en 2018, en comparación con menos del 10% en 2008.

“La diversificación de servicios directos al usuario se está convirtiendo en la vía importante de generación de ingresos para las empresas tecnológicas. El diversificar las fuentes de ingresos es muy importante para que las empresas continúen generando relevancia para sus usuarios”, plantea Camargo.

Por lo que, el reemplazar iTunes fue un movimiento orgánico bajo la estrategia que emplea Apple, empresa que antes era vista como fabricante de dispositivos sofisticados y costosos.

“Ahora lo vemos con más esfuerzos de ser un consolidador y un referente de contenidos con la plataforma de Apple TV. Quiere competirle a todos los que están en ese barco”, comenta.

Además, tiene planeado el acercarse cada vez más a los usuarios finales no solo desde sus dispositivos, sino también desde otros, porque ha dejado atrás la exclusividad de sus plataformas y servicios.

¿Y qué pasará con las colecciones de iTunes?

En un comunicado de prensa emitido después del anuncio en vivo, Apple aclaró que las colecciones de iTunes no fueron borradas. Los usuarios aún tendrán acceso a toda su biblioteca de música, ya sea que hayan descargado las canciones, las hayan comprado o las hayan copiado de un CD.

Sí, un CD.

También precisaron que no van a cerrar iTunes Music Store, pues comentaron que “para aquellos a quienes les gusta poseer su música, iTunes Music Store está a solo un clic de distancia”.

Aún será posible comprar canciones individuales.