Apple vuelve al CES 2020

7 de enero 2020 | 5:00 pm

Nota del editor: esta nota fue publicada por primera vez a las 5:00 am

Apple regresó oficialmente al Consumer Electronics Show (CES) después de 28 años de ausencia, aunque en esta ocasión no regresará a presentar un nuevo producto o servicio. 

La directora senior de privacidad de Apple, Jane Horvath, habló en una mesa redonda sobre privacidad del consumidor y regulación junto a otras figuras relevantes como Erin Egan, vicepresidenta de Políticas Públicas y directora de Privacidad de Políticas para Facebook, y Rebecca Slaughter, notaria de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos. 

La empresa liderada por Tim Cook ha empleado la privacidad como un diferenciador frente a otras tecnológicas, al destacar de manera reiterada que tanto su hardware como sus servicios son más seguros que los de sus competidores.

Horvath dijo maneras en las que Apple minimiza la recolección de datos de los usuarios, por ejemplo al dar información sobre el clima, pues utiliza la información de la ciudad, pero no llega a saber la latitud y longitud exacta de quien pregunta.

Además, destacó la ejecutiva, en cada equipo que desarrolla nuevos dispositivos está incluido tanto un abogado como un ingeniero especializados en privacidad.

La especialista en privacidad subrayó que trabajan de cerca con las autoridades para combatir el terrorismo y el abuso sexual infantil.

Recientemente, la empresa recibió una petición del FBI para acceder a los datos contenidos en el iPhone del hombre que atacó una base naval en Florida y mató a tres personas. Los dispositivos de Apple se bloquean con un código y los datos están encriptados.

“Cuando el FBI nos solicitó esta información hace un mes, le dimos todos los datos en nuestro poder y continuamos respaldándolos con la información que tenemos disponible”, afirmó Apple en un comunicado este martes.

A la espera de regulaciones

El regreso oficial de la compañía de Cupertino se debe a la importancia de los temas a debatir en la mesa redonda, ya que este año se espera que las regulación de las tecnológicas esté en la agenda de los legisladores de Estados Unidos y otros países. 

Apple no se puede mantener al margen de los temas de privacidad y seguridad de los datos. Ellos mismo pertenecen a una alianza donde está Amazon, Google y Facebook en torno a proteger los datos en este contexto de Internet de las Cosas y de creciente cantidad de dispositivos. Son temas en los que por supuesto Apple, al ser una de las principales empresas tecnológicas del mundo, no quiere quedarse fuera

 Radamés Camargo, gerente de investigación para The CIU

La última aparición oficial importante de Apple en el CES fue en 1992, cuando John Sculley, director ejecutivo en aquel año, hizo una presentación del fallido dispositivo Newton. 

Camargo considera que son cuidadosos en los eventos que se presentan, aunque por ahora buscan sumarse hacia donde va toda la industria: el tema de seguridad y privacidad de datos. 

“Tiene cabida en el CES Apple porque dentro de los dispositivos de Samsung está la posibilidad de conectarse con los dispositivos de Apple. Cada vez hay más dispositivos conectados que tienen presencia o que pueden  ser manipulados mediante sus dispositivos Apple”, comenta Camargo. 

Regulación en vísperas electorales

Otro factor importante para volver al CES tiene que ver con la regulación, porque este año podrían surgir diversas propuestas para poner un freno a los gigantes tecnológicos en Estados Unidos. 

Al estar presentes en este tipo de mesas, de acuerdo con Camargo, Apple puede estar al tanto de cómo se va regular  el tema de privacidad de datos y  buscar la no intervención de partidos políticos dentro de las plataformas para no  provocar un sesgo en procesos electorales. 

Desde sus inicios, Apple se ha caracterizado como un marca exclusiva y de nicho, por lo cual ha mantenido sus formatos de organizar sus propios eventos para presentar servicios, productos y desarrollo de aplicaciones.

“Muestran desde su propia casa sus dispositivos  porque así mantienen la ‘secrecía’ de los anuncios que va a hacer”, dice Camargo.

La empresa ha seguido estos formatos porque les interesa mostrar ese diferencial ente otras marcas de tecnología, para mantener un nicho de mercado y porque no tiene tantas gamas de servicios y productos como otras tecnológicas, como Samsung o LG.

Algunos de sus eventos, además de marcar tendencia, también han tenido impacto en la Bolsa.

El pasado 10 de septiembre, las acciones de Apple avanzaron 1.18% respecto a la sesión previa. Fue su mejor desempeño para un Apple Event desde aquel del 12 de septiembre de 2012, cuando anunciaron el iPhone 5. Aquel año las acciones de la empresa subieron 1.39% en una sesión. 

Tuvieron que pasar siete años para que el #AppleEvent causara nuevamente emoción entre los inversionistas.