Uso-excesivo-de-agua-frena-concesiones-fracking-mineria

1 de agosto 2022 | 11:00 am

Advertisement

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el gobierno federal no ha autorizado concesiones a fracking o a minería por el uso excesivo de agua, una decisión que se hace extensiva a otras industrias en medio de la sequía que vive el país.  

Por eso no hemos autorizado lo del fracking, por el uso excesivo de agua, eso no se toma en cuenta, pero no hemos permitido la perforación de pozos petroleros y de gas mediante fracking y no hemos dado ninguna concesión minera desde que inició gobierno

aseveró. 

Durante la conferencia matutina de este lunes, el primer mandatario reiteró la decisión de que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) ya no otorgue permisos para extraer agua en ninguna entidad en sequía, particularmente en el norte de México. 

La responsabilidad del cuidado del agua, dijo, es de las autoridades estatales y municipales, quienes deben evitar que ocurra un nuevo episodio en alguna otra industria que implique un gasto excesivo de agua. 

Te puede interesar: AMLO descarta desarrollo industrial en el norte por sequía, busca impulsar sureste de México 

Sin concesiones a fracking ni minería

López Obrador criticó el otorgamiento de concesiones mineras al señalar que administraciones anteriores entregaron el 60% del territorio nacional y acusar que “ni Porfirio Díaz se atrevió a tanto, entregaron 120 millones de hectáreas para explotación minera. Nunca se va a terminar la extensión de ese territorio”

Respecto al fracking, el mandatario señaló que hay quienes han solicitado un contrato para la extracción de petróleo y de gas, lo que a veces supone un riesgo porque se abre camino a la especulación sin inversión. 

Sin embargo, recientemente se reunió con empresarios que plantearon un plan de licuefacción en Puerto Libertad, el cual ya fue autorizado y va a generar la extracción de gas desde Texas bajo un tendido de gasoducto con una extensión entre 600 y 800 kilómetros para la planta de licuefacción. 

“Sí les damos el permiso porque nos importa la inversión, que es de 5,000 mdd, pero necesitamos un acuerdo de que se va a empezar a trabajar en determinado tiempo, porque luego les damos la concesión y puede entrar a la especulación financiera, y luego no hay ducto, ni planta de licuefacción ni empleos”, sentenció. 

También puedes leer: México desaprovecha el gas natural que pudiera obtener con fracking

Advertisement